Las cookies son ficheros enviados por la página web que se almacenan en la memoria del navegador (Chrome, Internet Explorer, Mozilla Firefox, etc.). Estas cookies son necesarias para que nuestra web pueda funcionar correctamente, ya que, debido al protocolo sin estado de la webs, las diferentes páginas de un mismo sitio no son capaces de comunicarse entre ellas. Gracias a estas cookies, el gestor del sitio puede "recordar" a sus usuarios en lugar de olvidar todo lo que acaba de hacer en la página anterior durante la navegación.

Los diferentes tipos de cookies

Las cookies necesarias

Son las cookies necesarias para que nuestra web funcione correctamente. Por ejemplo, las cookies son necesarias para que nuestros usuarios puedan autentificarse. Cuando alguien se conecta a su cuenta en nuestra web, se crea un fichiero que se almacena en el navegador. De este modo, la web no olvida que el usuario se ha conectado cuando este actualiza la página o accede a otra página interna. Por poner otro ejemplo, las cookies también son necesarias para que la web recuerde los productos que nuestros clientes añaden a su carrito.

Cookies analíticas

Las cookies analíticas no son estrictamente necesarias para mejorar la experiencia del usuario en una web. Sin embargo, para nosotros son imprescindibles, ya que nos ayudan a saber si nuesta web funciona correctamente, saber cuántas personas han visitado nuestra página, etc. Sin las cookies iríamos dando palos de ciego sin saber qué ocurre en nuestra web. No hay nada por lo que preocuparse, esta cookies son totalmente anónimas, solo nos sirven para contar y analizar el tráfico de nuestra web.

Cookies marketing

Estas cookies nos permiten comprender mejor los centros de interés de nuestros clientes para poder proponerles los consejos y los productos más adecuados para cada uno. Por supuesto, estas cookies son anónimas e impersonales. Sin embargo, pueden desactivarse en cualquier momento. No representa un problema para nosotros y lo entendemos perfectamente.

¿Cómo gestionar las cookies?

Normalmente, al conectarse por primera vez, aparece una ventana emergente que permite validar o gestionar la utilización de cookies. También es posible modificarlas siguiendo estos tutoriales, dependiendo del navegador que utilice cada uno: