Hay varias reglas generales a tener en cuenta para utilizar los aceites esenciales con total seguridad. La primer lugar, la edad, ya que las no se tomarán las mismas precauciones si un aceite esencial se aplica en un bebé, una mujer embarazada, o una persona de edad avanzada. En segundo lugar, la vía de utilización, ya que cada aceite esencial implica unos riesgos diferentes, y la toxicidad de ciertos componentes puede ser más o menos importante dependiendo si se administra por vía oral, por aplicación cutánea o por inhalación. He aquí un pequeño resumen de las reglas a respetar y los riesgos potenciales de los aceites esenciales.

Reglas básicas

 Consulta médica

Antes de cada utilización, y en caso de duda, se recomienda consultar con un profesional de la salud, como un médico o un farmacéutico. ¡Los aceites esenciales no deben tomarse a la ligera!

Los consejos que damos desde la Compañía del Sentido no reemplazan en ningún caso la prescripción de un médico de cabecera, y la utilización de los aceites esenciales no es sustituye la visita a un profesional en caso de enfermedad seria.

Conservación

Para conservar un aceite esencial en las mejores condiciones posibles, se deberá evitar que esté expuesto al sol, así como los cambios de temperatura bruscos. Se deben conservar en frascos de vidrio tintado bien cerrados, ya que los componentes de los aceites esenciales son muy volátiles.

Mantener los frascos lejos del alcance de los niños.

Respetar las dosis y no prolongar el tratamiento

Se deberán seguir los consejos de aplicación y las dosis recomendadas de cada aceite esencial. Para cada binomio dolencia/aceite esencial existen reglas de utilización muy precisas.

  • Deberán respetarse las diluciones aconsejadas para toda aplicación cutánea. Una dilución incorrecta podría provocar irritaciones, marcas o quemaduras en la piel.

  • Antes de cualquier administración por vía oral, se deben leer con atención las dosis y el soporte recomendados para evitar dañar las mucosas o una potencial intoxicación.

  • Si no se nota ninguna mejora, no se deben aumentar las dosis, no sirve de nada obstinarse a utilizar un aceite esencial a cualquier precio. Ciertos aceites esenciales no deben utilizarse durante periodos prolongados de tiempo, mientras que otros no presentan ningún riesgo de este tipo.

La vía oral es muy eficaz, pero también es la que presenta más riesgo de toxicidad. Deberán privilegiarse siempre la aplicación cutánea y la inhalación, especialmente en las personas más frágiles.
Los usuarios más «frágiles»

Las mujeres embarazadas, en periodo de lactancia y los niños deberán respetar las dosis recomendadas para ellos así como las contraindicaciones especificas. Por lo tanto, habrá que informase bien antes de cada utilización y leer bien las propiedades y posibles efectos secundarios de cada aceite esencial, disponibles en esta misma página web.

  • Las mujeres que no hayan superado los 3 meses de embarazo no deberán utilizar ningún aceite esencial sin haberlo consultado previamente con su médico.

  • No se recomienda administrar aceites esenciales por vía oral a niños menores de 6 años, salvo si se ha consultado previamente con un médico. La administración por vía oral está contraindicada en niños menores de 3 años.

  • Las personas asmáticas, epilépticas o de edad avanzada deberán informarse acerca de los riesgos potenciales antes de utilizar cualquier aceite esencial.

  • Las personas asmáticas o alérgicas nunca deben utilizar los aceites esenciales en aerosoles.

  • Las personas más propensas a sufrir reacciones alérgicas deberán hacer una prueba antes de utilizar cualquier aceite esencial para comprobar si son alérgicos, o no, al aceite esencial en cuestión. La explicación sobre cómo hacer la prueba de la alergia se encuentra al final de esta página.

    En caso tomar medicamentos...

    Si se está siguiendo un tratamiento con medicamentos al mismo tiempo, deberemos asegurarnos de que su utilización combinada no comporte ningún riesgo para la salud. Siempre deberemos consultar con un médico o farmacéutico para asegurarnos de que no hay interferencias.

Peligros potenciales de los aceites esenciales

Propiedades similares a las de las hormonas

Un aceite esencial con propiedades similares a las de las hormonas estimula las glándulas responsables de la producción de hormonas (o moléculas similares) y que son capaces de mimetizar sus funciones en nuestro organismo. Distinguimos principalmente entre los aceites esenciales con propiedades similares a las de la cortisona y los aceites esenciales con propiedades similares al estrógeno.

Estos aceites esenciales no deberán utilizarse en caso de seguir un tratamiento hormonal ni en caso de patologías hormonodependientes. Para ser más precisos, los aceites esenciales con propiedades similares a las del estrógeno no deberán utilizarse en caso de cáncer hormonodependiente, de mastisis, o de patologías ligadas a un exceso de estrógeno.

Alergias

Los aceites esenciales contienen una cantidad variable de componentes alérgenos. Un aceite esencial alergizante deberá utilizarse con precaución y nunca durante periodos de tiempo demasiado prolongados. Antes de utilizar un nuevo aceite esencial, deberá realizarse una prueba para comprobar que este no produce ninguna reacción alérgica. Esta prueba de la alergia está detallada al final de la página.

Dermocausticidad

Un aceite esencial dermocáustico es aquel que puede provocar quemaduras en la piel o las mucosas. Los aceites esenciales dermocáusticos deben diluirse siempre en un aceite vegetal antes de aplicarse por vía cutánea. Solo deben aplicarse en zonas muy localizadas.

Hepatotoxicidad

Un aceite esencial hepatotóxico es aquel que puede resultar dañino para el hígado en caso de usarse durante demasiado tiempo. Los aceites esenciales hepatotóxicos nunca deberán utilizarse en caso de patología hepática: cirrosis, hepatitis, insuficiencia hepática o intolerancia al paracetamol. Deben utilizarse en pequeñas dosis y durante cortos periodos de tiempo.

Irritación cutánea

Algunos aceites esenciales pueden provocar irritaciones cutáneas, una sensación de ardor o urticaria, por lo que deberán diluirse antes de aplicarse por vía cutánea.

Nefrotoxicidad

Un aceite esencial nefrotóxico es aquel que puede resultar dañino para sistema renal. Los aceites esenciales que presentan este riesgo no deben ingerirse en dosis elevada ni durante periodos de tiempo demasiado prolongados.

Neurotoxicidad

Un aceite esencial neurotóxico es aquel que puede resultar dañino para el sistema nervioso. La utilización de estos aceites esenciales está contraindicada en caso de epilepsia, en niños de menos de 6 años, en mujeres embarazadas o en periodo de lactancia y personas neurológicamante frágiles (personas de edad avanzada).

Fotosensibilización

Un aceite esencial fotosensibilizante puede provocar irritaciones cutáneas y enrojecimiento en caso de exposición al sol tras su aplicación. Tras haber aplicado un aceite esencial fotosensibilizante se recomienda no exponer al sol la zona en la que se haya aplicado el aceite durante, como mínimo, 8 horas.

Los diferentes modos de empleo

 Inhalación

Respirando directamente del frasco o vertiendo algunas gotas en un pañuelo.

En difusión atmosférica, mediante un difusor eléctrico apropiado, utilizado únicamente con aceites esenciales.

Algunos aceites esenciales pueden irritar las vías respiratorias si se inhalan en estado puro. Se deben respetar siempre las contraindicaciones.

 Aplicación cutánea

Algunos aceites esenciales pueden aplicarse en estado puro sobre la piel, mientras que otros tendrán que diluirse en un aceite vegetal debido a sus condiciones dermocáusticas, fotosensibilizantes o irritantes.

Se deben respetar al pie de la letra las dosis presentadas en esta página web.

 Vía oral

Ciertos aceites esenciales pueden administrarse puros debajo de la lengua. Se debe verificar previamente en la página web que este modo de administración está autorizado para el aceite esencial en cuestión. En algunos casos, se recomienda utilizar el aceite esencial mezclado con una cucharada de aceite vegetal, de miel, en un azucarillo, un comprimido neutro o un trozo de pan.

Algunos aceites esenciales pueden irritar las mucosas.

¡Dos artículos complementarios e importantes!

Las alergias y los modos de utilización más inusuales

¿Cómo evitar una reacción alérgica al utilizar aceites esenciales?

Precauciones de utilización de los aceites esenciales

La Compagnie Des Sens Hover Image
¿Cómo evitar una reacción alérgica al utilizar aceites esenciales?

Puede que ya hayamos oído hablar de las alergias vinculadas a la utilización de los aceites esenciales. Si bien es cierto que puede ocurrir, tampoco es nada grave, y además se puede prevenir fácilmente. En el siguiente artículo, explicamos cómo evitar las reacciones alérgicas y cómo diagnosticarlas.

Evitar las reacciones alérgicas al utilizar aceites esenciales
Las diferentes vías de utilización de los aceites esenciales

Precauciones de utililzación de los aceites esenciales

La Compagnie Des Sens Hover Image
Las diferentes vías de administración de los aceites esenciales

¿Cuáles son los diferentes modos de utilización de los aceites esenciales? ¿Aplicación cutánea? ¿Vía oral? ¿Difusión atmosférica? Hay muchas maneras de utilizar los aceites esenciales y cada una tiene reglas y recomendaciones específicas. ¡Detallamos todas ellas en el siguiente artículo!

Modos de utilización de los aceites esenciales

¿Te ha resultado útil este artículo?

  

Nota media 4.1 ( 58 votos )