Si le preguntamos a cualquiera que la haya probado qué piensa de la aromaterapia, nos contestará que es una medicina alternativa sorprendentemente eficaz. Aliviar el dolor provocado por una torcedura gracias a la Gaulteria Olorosa, acelerar la cicatrización de un corte con aceite esencial de Jara, aliviar el dolor de cabeza con 2 gotas de Menta Piperita... Funciona, y además... ¡funciona rápido! Pero, ¿de dónde vienen las diferentes propiedades de los aceites esenciales? ¿Cuáles son los mecanismos que los vuelven tan eficaces? ¿Cómo actúan en nuestro organismo? ¿Por qué dos aceites esenciales de la misma familia botánica tienen propiedades diferentes? ¡Empecemos a aclarar todas estas dudas!

¿Qué es un aceite esencial?

Definición

Lo primero que vamos a hacer es abrir un diccionario. Sí, sí, un diccionario, lo que utilizábamos antes de Wikipedia que lleva años acumulando polvo en la estantería. El diccionario define aceite esencial como una sustancia aromática, muy volátil, que se extrae de ciertos vegetales. Ya hemos aprendido algo nuevo...


Indaguemos un poco más: según la farmacopea francesa, un aceite esencial es un producto aromático, por lo general de composición compleja, obtenido a partir de una materia prima vegetal definida botánicamente, ya sea por destilación mediante vapor de agua o por otro procedimiento mecánico. Bastante preciso, ¿no?

Para simplificar, un aceite esencial es un extracto puro, natural y total obtenido mediante la destilación de las partes olorosas de plantas o árboles aromáticos.

Por lo tanto, un aceite esencial es una mezcla compleja de moléculas aromáticas (a menudo hay 200 moléculas diferentes en un aceite esencial). Los aceites esenciales deben sus propiedades y su eficacia a su compleja composición.

Fabricación

Antes de explicar el porqué del funcionamiento de los aceites esenciales, veamos su proceso de fabricación. Bueno, los 2 procesos de fabricación:

  • La gran mayoría de los aceites esenciales se obtienen mediante la destilación por vapor de agua del vegetal. En un alambique, el vapor de agua atraviesa la materia prima (flores, hojas, ramas...) y extrae las moléculas aromáticas. Luego, este vapor se enfría, lo que permite obtener el aceite esencial (y el hidrolato).

  • Los cítricos son un caso particular: el aceite esencial se almacena principalmente en la cáscara del fruto. Esto significa que no hay necesidad de destilar, solo se necesita prensar mecánicamente las cáscaras para extraer el aceite esencial.

En ambos casos, y esto es importante, el rendimiento es muy bajo: hacen falta varias decenas, e incluso varios cientos de kilos de materia prima para obtener 1 kilo de aceite esencial. Esto demuestra que los aceites esenciales son verdaderos concentrados de vegetales (por ejemplo, hacen falta al menos 20 kilos de hojas de pachuli para obtener 5 ml de aceite esencial).

¡A causa de la alta concentración de los principios activos, la aromaterapia no es una medicina suave! Por esta razón los aceite esenciales deberán manipularse con precaución...

¿Cómo actúan los aceites esenciales?

Los aceites esenciales lo atraviesan todo

Los aceites esenciales están formados principalmente por moléculas «finas», por lo que penetran con facilidad en nuestro organismo.

  • Por vía oral o cutánea, los aceites esenciales solo tardan unos minutos en llegar a la circulación sanguínea, y sus principios activos actúan rápidamente en los diferentes órganos.

  • Por inhalación, las moléculas volátiles llegan muy rápido al centro del sistema olfativo.

Esta facilidad a la hora de penetrar en nuestro organismo sumado a su acción rápida explica los espectaculares efectos de los aceites esenciales. ¡Pero no solo se debe a estos dos factores! Veamos juntos los principios de la aromaterapia.

Los principios de la aromaterapia


Los expertos están de acuerdo con que eficacia de los aceites esenciales viene dada por 3 factores principales:
  • La actividad bioquímica: es el factor más estudiado y el más conocido: algunas de las moléculas presentes en la composición de los aceites esenciales interactúan con los receptores bioquímicos del organismo, lo que tiene efectos terapéuticos.

  • La actividad energética: los aceites esenciales tienen potencial eléctrico. Esto no quiere decir que puedan cargar nuestro smartphone, sino que tienen un exceso o un déficit de electrones, por lo que tienen la capacidad de intercambiarlos con el medio en el que se encuentran.

  • La actividad informacional: el perfume de los aceites esenciales se transmite al cerebro en forma de impulso nervioso. Ciertos aromas pueden provocar reacciones psicológicas importantes y, en ocasiones, incluso fisiológicas. Sin embargo, atención a no cruzar la frontera entre ciencia y creencia.

Estas 3 actividades pueden actuar en sinergia, una de las especialidades de la aromaterapia. Exploremos juntos estos 3 aspectos...

1 - la bioquímica de los aceites esenciales


Es, sin duda, el aspecto más estudiado y documentado de los 3. Es también el que más similitudes tiene con las terapias «clásicas», ya que se basa en la interacción de las moléculas con los diferentes elementos que componen nuestro organismo.

Como hemos comentado, los aceites esenciales están compuestos por un gran número de moléculas complejas y variadas. Hay numerosos estudios farmacológicos y científicos (normalmente in vitro, pero, en ocasiones, también in vivo) que han permitido comprender parcialmente el funcionamiento de estas moléculas y explicar las propiedades de los aceites esenciales, gracias a la relación estructura-actividad molecular. 

En lugar de dar una descripción exhaustiva de las diferentes moléculas aromáticas y de sus propiedades, veamos algunos ejemplos:

  • En la introducción hablábamos de la Gaulteria Olorosa (Gaultheria fragrantissima Wall) y de su efectividad a la hora de aliviar dolores musculares. El aceite esencial que se extrae de esta planta está compuesto en un 99% por salicilato de metilo, un éster con propiedades antiinflamatorias y analgésicas. Este éster es capaz de inhibir la síntesis de prostaglandinas, responsables de transmitir la sensación de dolor, y otros transmisores que entran en juego en caso de inflamación. Al bloquear la transmisión del mensaje de la inflamación, el salicilato de metilo alivia el dolor. Esto es algo que no debe sorprendernos, especialmente si tenemos en cuenta que al ácido acetilsalicílico, un pariente cercano del salicilato de metilo, se le conoce comúnmente como aspirina.
  • ¿Otro ejemplo?, el camazuleno, presente en los aceites esenciales de Tanaceto Azul y de Manzanilla Matricaria, es un poderoso antihistamínico. Varios estudios han probado que es capaz de inhibir la producción de histamina. La histamina es una molécula producida por nuestro sistema inmunitario que tiene la función de transmitir información. Entre otras cosas, es la culpable de las reacciones alérgicas. El camazuleno, al limitar la cantidad de histamina, limita la reacción alérgica.

Los quimiotipos

Un quimiotipo designa una variedad bioquímica de una misma especie. Dependiendo del suelo donde crezca, una misma planta sintetizará diferentes esencias. Para ilustrar esto, pensemos en la denominación de origen de los vinos. Según donde se cultive, una misma cepa no dará como resultado el mismo vino (¡menos mal!). Pues con las plantas aromáticas pasa lo mismo. Un tomillo que crece en la montaña produce más geraniol, mientras que uno que crezca en un clima más seco y más cálido tendrá un contenido más alto en carvacrol.
De este modo, según el territorio donde crezca la planta de la que se extrae, un aceite esencial tendrá una composición química diferente, lo que significa que sus propiedades terapéuticas también variarán.
Sin embargo, hay muchas propiedades que, a pesar de haber sido reconocidas por la mayoría de expertos en aromaterapia, no se han estudiado lo suficiente como para explicar totalmente su mecanismo bioquímico. Para simplificarlo: sabemos que funciona, pero no sabemos exactamente por qué. Lo que también se ha descubierto es que las moléculas actúan en sinergia, esto quiere decir que el efecto conjugado de varias moléculas es más efectivo que la suma de sus efectos si se usaran individualmente. Esta es otra de las razones de la fuerza de los aceites esenciales: sus múltiples moléculas trabajan en equipo y se refuerzan las unas a las otras.


Si quieres saber más de las múltiples moléculas que componen los aceites esenciales, que nadie te la cuele cuando hable de sesquiterpenos, propenilfenoles y otros terpenoides, conocer las propiedades de grandes familias moleculares, o simplemente conocer la fórmula química del patchulol (C15H26O), solo tienes que hacer clic aquí abajo.

2- los aceites esenciales y la energía

Los aceites esenciales, gracias a las moléculas que los componen, son capaces de intercambiar electrones con el medio en el que se encuentran. Se les llama positivantes si son capaces de captar electrones, y negativizantes si aportan electrones. Este intercambio de electrones corresponde a lo que se llama reacciones de óxido-reducción.

Numerosos estudios in vitro demuestras que una cantidad considerable de moléculas aromáticas tienen propiedades antioxidantes. Los antioxidantes (muy de moda actualmente) permiten limitar la acción de los radicales libres (no, no es el nombre de un nuevo partido político) que son, entre otras cosas, los responsables del envejecimiento celular.

Sin embargo, las investigaciones in vivo muestran que ciertos aceites esenciales pueden tener el efecto contrario, favoreciendo el óxido, y fomentando la destrucción de ciertas células ya dañadas.

3 - los aceites esenciales y la transmisión de información

Este es el tercero y el último pilar en el que se basa la aromaterapia, y también es el menos estudiado por la ciencia moderna. A causa de su alta volatilidad, las moléculas de los aceites esenciales alcanzan fácilmente las zonas olfativas del cerebro. Gracias a esto, son capaces de generar reacciones en cadena que pueden activar funciones biológicas e incluso fisiológicas. Un modo fácil de comprobarlo: como todos sabemos, una gran parte de nuestros recuerdos, y de nuestras emociones, estás íntimamente ligados a un olor, si no, que se lo pregunten a Marcel Proust y a su magdalena...

Sin embargo, hay que ir con cuidado con los derivados de la psicoaromatología, que no tienen nada que ver con la ciencia y tienen más en común con el ocultismo que con la bioquímica.

Para ir acabando con los efectos de los aceites esenciales..

... la eficacia de los aceites esenciales se debe a:

  • su concentración, ya que en un frasquito se concentran varios kilos de materia vegetal;
  • su composición química, ya que están compuestos por decenas, e incluso centenares de moléculas aromáticas en proporciones que dependerán de dónde haya crecido el vegetal;
  • su facilidad a la hora de atravesar la piel para llegar con más facilidad a la zona afectada;
  • el efecto en sinergia de sus moléculas, que trabajan juntas y refuerzan mutuamente sus propiedades;
  • su capacidad a la hora de intercambiar energía con el medio en el que se encuentran mediante la transmisión de electrones;
  • y por último, su olor, que puede desencadenar reacciones en las zonas olfativas del cerebro.

Moléculas

La Compagnie Des Sens Hover Image

¿Cuáles son los componentes de los aceites esenciales?

Un aceite esencial se obtiene mediante la destilación por vapor o mediante la presión en frío de las flores, los tallos o las cáscaras de una planta o de un fruto. El resultado es un concentrado de una centena de moléculas que le otorgan todas sus propiedades. Pero, ¿cuáles son los diferentes tipos de moléculas y qué rol tienen en los mecanismos de acción de los aceites esenciales?

Las moléculas de los aceites esenciales

Propiedades

La Compagnie Des Sens Hover Image

¿Cuáles son las propiedades de los aceites esenciales?

Hay una gran cantidad de aceites esenciales y, además, son muy diferentes entre ellos. Estas diferencias hacen del mundo de la aromaterapia un mundo muy rico y lleno de recursos. Las moléculas que componen los aceites esenciales son las responsables de sus propiedades sobre nuestro organismo. Tienen un elevado número de propiedades, lo que permite utilizar los aceites esenciales para combatir un gran número de dolencias...

Propiedades de los aceites esenciales

¿Te ha resultado útil este artículo?

  

Nota media 4.6 ( 58 votos )