Ya conocemos lo beneficiosos que pueden ser los aceites esenciales para nosotros. Son 100% naturales y una alternativa excelente a los medicamentos clásicos. Sirven para aliviarnos, y hasta para hacer que nos relajemos. Pero las mamás dudan a la hora de tratar a sus bebés con aceites esenciales y a menudo se preguntan si son peligrosos para sus bebés. No nos equivoquemos, siempre que se respeten las dosis y se utilicen con precaución, los bebés también pueden beneficiarse de las propiedades de los aceites esenciales. Una regla de oro, que no se debe olvidar: los aceites esenciales no deberán usarse en bebés de menos de 3 meses. También hay que tener en cuenta que no todos los aceites esenciales son aptos para bebés. Antes de cada utilización, debemos verificar el modo de aplicación y si el aceite esencial en cuestión puede utilizarse en bebés de más de 3 meses.

Consejos generales sobre la utilización de aceites esenciales en bebés

Los aceites esenciales son sustancias activas, concentradas y muy potentes. Pueden ser un gran aliado de los bebés en el día a día, siempre que se utilicen con precaución, ya que también pueden tener efectos secundarios adversos si se sobrepasan las dosis recomendadas. Algunos aceites esenciales pueden ser alergizantes o irritantes, por lo que se deberán tomar ciertas precauciones a la hora de utilizar los aceites esenciales en bebés de más de 3 meses con total tranquilidad:

  • La administración por vía oral no está autorizada en menores de 3 años. En bebés de 3 meses o más, los métodos de aplicación a privilegiar serán la difusión y la aplicación cutánea.

Nuestros aceites esenciales autorizados en bebés

A partir de 3 meses

Sin consulta médica

Los siguientes aceites esenciales pueden utilizarse para tratar a bebés de más de 3 meses sin tener que consultarlo obligatoriamente con un médico:

  • Alcanfor
  • Árbol de Té
  • Cardamomo
  • Espliego
  • Eucalipto Radiata
  • Jara
  • Lavanda
  • Lavandín Súper
  • Mandravasarotra
  • Manzanilla Matricaria
  • Manzanilla Romana
  • Mejorana
  • Naranjo Amargo
  • Olivardilla
  • Tomillo Linalool
  • Tomillo Thujanol
  • Ylang-Ylang Completo
  • Ylang-Ylang III

Tras haberlo consultado con un médico

Los siguientes aceites esenciales pueden utilizarse para tratar a bebés de más de 3 meses, pero, para hacerlo con total seguridad, se recomienda consultarlo previamente con un médico.

  • Alhucema
  • Clavo
  • Eucalipto Limón
  • Hinojo Dulce
  • Mandarina
  • Mirto Limón
  • Mirto Verde
  • Niauli
  • Orégano Común
  • Palmarosa
  • Siempreviva Amarilla
  • Tanaceto Azul

Los aceites esenciales no autorizados para bebés (de + de 3 meses)

Desaconsejamos la utilización de los siguientes aceites esenciales en bebés. A leer con atención:

Abeto Balsámico, Abeto Negro, Abeto de Douglas, Abeto Siberiano, Ajedrea, Ajowan, Albahaca, Alcaravea, Angélica, Bergamota, Bergamota sin Bergapteno, Cajeput, Canela, Cantueso, Cedro del Atlas, Ciprés, Citronela, Citronela de Java, Combava, Cúrcuma, Enebro, Eneldo, Esclárea, Estragón, Eucalipto Blanco, Eucalipto Smithii, Flor de Azahar, Gaulteria Olorosa, Geranio Rosa, Gálbano, Hierbabuena, Hierbaluisa, Incienso, Jengibre, Laurel, Lentisco, Levístico, Limón, Margarita Silvestre, May Chang, Melisa, Menta Piperita, Menta de Campo, Miera, Mirto Rojo, Naranja Dulce, Nardo del Himalaya, Nuez Moscada, Orégano Compacto, Pachuli, Perejil de Mar, Pimienta Negra, Pino Marítimo, Pino Silvestre, Pomelo, Romero Alcanfor, Romero Cineol, Romero Verbenona, Salvia Hojas de Lavanda, Semillas de Cilantro, Siempreviva de Madagascar, Tomillo Andaluz, Tomillo Blanco, Tomillo Marroquí, Tomillo Timol, Tsuga de Canadá, Té de Labrador, Vara de Oro de Canadá, Vetiver, Visnaga.

En difusión

Para mejorar la calidad del suelo de los más pequeños, pueden utilizarse aceites esenciales en la habitación del bebé en su ausencia. Los aceites esenciales de Espliego y de Mejorana son unos de los más fáciles de utilizar, pero no conviene añadir más de un par gotas ni prolongar demasiado la difusión (entre 5 y 10 minutos de difusión para una habitación de tamaño medio es más que suficiente).


Mezclados, los aceites esenciales de  Manzanilla Romana (calmante), de Alcanfor (antiviral), de Árbol de Té (desinfectante) y de Eucalipto Radiata (anticatarral) pueden utilizarse en difusión (diluidos al 20% como máximo). Un par de gotas de la mezcla durante un periodo de 10 minutos es suficiente.

Del mismo modo, el aceite esencial de Naranjo Amargo (relajante), puede utilizarse en difusión mientras se apliquen las mismas reglas que los anteriores.

Para masajes

Para ayudar a nuestro bebé a conciliar el sueño, podemos verter 3 gotas del aceite vegetal de Argán y añadir 1 gota de aceite esencial de Espliego en nuestras manos. Aplicamos la mezcla en el plexo solar y en las plantas de los pies, justo antes de acostarlo.

Contra los lloros y los berrinches, el aceite esencial de Manzanilla Romana puede convertirse en un buen aliado: vertemos 3 gotas de aceite vegetal de Argán y 2 gotas de aceite esencial de Manzanilla Romana en nuestras manos. Aplicamos la mezcla en las plantas de los pies masajeándolas. Si se quiere, pueden añadirse 2 gotas en un tejido bajo la cabeza del bebé, para que respire.

¿Te ha resultado útil este artículo?

  

Nota media 4.6 ( 396 votos )