Naturalmente rico en compuestos antioxidantes, como los polifenoles o la procianidina, las pepitas de uva nos brindan uno de los aceites vegetales más nutritivos y más efectivos a la hora de combatir el envejecimiento tanto a nivel cutáneo como del cabello. Además, este aceite vegetal también es muy útil a la hora de tratar pieles grasas o mixtas. Nombre en latín: Vitis vinifera L. Parte utilizada: pepitas.

Propiedades principales

  • Antioxidante: rico en polifenoles de forma natural, este aceite vegetal es eficaz a la hora de captar los radicales libres, combatiendo de este modo el envejecimiento celular.

  • Desincrustante: al ser un aceite «seco» que penetra fácilmente en la epidermis, se adapta de maravilla a las pieles grasas y mixtas, purificando y desincrustando los poros. También tiene propiedades que le permiten regular la secreción de sebo.

  • Regenerante cutáneo: gracias a su alto contenido en ácido linoleico, este aceite vegetal favorece la regeneración de la piel.

y también esta propiedad secundaria:

  • Protector del sistema cardiovascular

Características y composición

Características cosméticas
  • Tipo de piel : todo tipo de pieles, pero especialmente adecuado para tratar pieles grasas, mixtas o maduras.
  • Tipo de pelos: pelos secos, finos o estropeados
Características organolépticas
  • Aspecto: fluido y untuoso hasta los 6°C, pastoso a temperaturas inferiores 
  • Color: entre amarillo claro y verde
  • Olor: neutro
  • Al tacto: seco
  • Sabor: característico, ligero.
        Características para la formulación
        • Insaponificables: polifenoles, vitamina E, lecitina
        • Indice de comedogenicidad: 1 (poco comedogénico)
        • Índice medio de saponificación: 188
        • Estabilidad frente a la oxidación: sensible
        • Estabilidad frente a las altas temperaturas: buena
        • Nombre INCI: Vitis Vinifera Seed Oil
        Composición en ácidos grasos
        • ácido behénico (AGS): entre un 0 y un 0,5%
        • ácido lignocérico (AGS): entre un 0 y un 0,5%
        • ácido linoleico (AGPI omega 6): entre un 58 y un 78%
        • ácido linolénico (AGPI omega 3): entre un 0 y un 1%
        • ácido mirístico (AGS): entre un 0 y un 0,3%
        • ácido oleico (AGMI omega 9): entre un 12 y un 28%
        • ácido palmítico (AGS): entre un 5 y un 11%
        • ácido palmitoleico: entre un 0 y un 1,5%
        • ácido esteárico (AGS): entre un 2 y un 7%
        • ácido araquídico (AGS): entre un 0 y un 1%
        Características físicas
        • Densidad a 20°C: entre 0,910 y 0,930
        • Índice de refracción a 20°C: entre 1,467 y 1,482
        • Índice de peróxidos: <15 meqO2/kg
        • Índice de acidez: <2 mg KOH/g
        • Índice de yodo: entre 115 y 150
        Características botánicas
        • Familia botánica: vitáceas
        • Origen: España
        • Parte utilizada: pepitas
        • Proceso de obtención: primer prensado en frío
        • Nombre en latín: Vitis vinifera L.

        Para tratar pieles maduras

        El aceite vegetal de Pepitas de Uva es un antioxidante excelente gracias a su elevada concentración en polifenoles, que le permitirán captar los radicales libres causantes de la aparición de arrugas y del envejecimiento cutáneo. Al ser rico en ácido linoleico, este aceite vegetal fomentará la regeneración cutánea.

        • Consejos de utilización: masajear las zonas afectadas con unas gotitas de aceite vegetal. También puede utilizarse como desmaquillante. Solo hay que aplicar unas gotitas en un algodón y desmaquillarse.

        • Aceites esenciales complementarios: para limitar la aparición de arrugas, el mejor aliado de este aceite vegetal son los aceites esenciales de Geranio Rosa, Rosa de Damasco o de Mirto Verde. 

        • Otro aceite vegetal adecuado: El aceite de Pepitas de Uva es interesante para tratar pieles maduras, pero otros, como el aceite de Rosa Mosqueta también tienen interesantes propiedades que permiten conservar la elasticidad de la piel y fomentan la regeneración de las células cutáneas.

        Para tratar pieles mixtas y grasas

        El aceite de Pepitas de Uva se adapta a la perfección a pieles grasas o mixtas. Este aceite vegetal es poco comedogénico, por lo que nutrirá la piel y regulará la producción de sebo, todo ello limitando la aparición de poros. Esto permitirá reducir la cantidad de puntos negros y combatir el acné.

        • Consejos de utilización: en aplicación cutánea, unas gotitas en la cara por la mañana y por la noche. También puede utilizarse como desmaquillante. Solo hay que aplicar unas gotitas en un algodón y desmaquillarse.

        • Aceites esenciales complementarios: para tratar las pieles grasas, se pueden asociar los aceites esenciales de Naranjo Amargo, de Pachuli o de Pomelo al aceite vegetal de Pepitas de Uva.

        • Otro aceite vegetal adecuado: el aceite de Pepitas de Uva es interesante para tratar pieles maduras, pero el aceite de Jojoba también se utiliza muy a menudo por sus propiedades equilibrantes.

        Para tratar pelos secos, finos o estropeados

        El aceite de Pepitas de Uva es capaz de nutrir la fibra capilar en profundidad para repararla y reforzarla. Esto le permite volver al pelo más fuerte y resistente a las agresiones externas. Al aplicarse a lo largo del pelo, reforzará la fibra capilar y hará que el pelo gane volumen.

        • Consejos de utilización: aplicar unas gotitas de aceite vegetal en el pelo antes de lavarlo con champú.

        • Otros aceites vegetales adecuados: para nutrir y reparar el pelo, hay otros aceites vegetales que también pueden resultar útiles, como el de Coco o el de Ricino.

        Por sus beneficios nutricionales

        El aceite de Pepitas de Uva es uno de los más ricos en omega 6, además de contener vitamina E, polifenoles y lecitina. Esto le otorga importantes cualidades nutricionales que han demostrado ser útiles a la hora de prevenir ciertas patologías cardiovasculares. Para limitar el exceso de colesterol, es importante llevar una dieta rica en ácidos grasos insaturados. Estos últimos, y particularmente los ácidos grasos poliinsaturados como el ácido linoleico, permiten disminuir el nivel de colesterol LDL en sangre.

        • Consejos de utilización:  ingerir entre 2 y 4 cucharaditas de aceite de Pepitas de Uva al día. También puede usarse para aliñar platos.

        • Otros aceites vegetales adecuados: los aceites de Cáñamo, Perilla, Sésamo o Lin también presentan interesantes beneficios nutricionales

        ¿Te ha resultado útil este artículo?

          

        Nota media 4.8 ( 32 votos )