El aceite vegetal de Nuez de Macadamia se obtiene mediante el prensado de unas nueces de interesantes propiedades originarias de Australia. Sus propiedades son similares a las del aceite vegetal de Almendra Dulce, pero se adaptan más a las necesidades de los adultos. Es rico en ácido palmitoleico, capaz de proteger las células, por lo que será un buen aliado de las pieles más frágiles y estropeadas. Es un excelente vector para que la piel absorba más fácilmente los aceites esenciales, ya que atraviesa la barrera de la dermis sin dejar ningún tipo de película grasa en la superficie. Tanto en invierno como en verano, protege la piel de las agresiones externas y la nutre en profundidad. Nombre en latín: Macadamia integrifolia Maiden & Betche. Parte utilizada: nueces.

Propiedades principales

  • Nutritivo: este aceite vegetal nutre la piel en profundidad para una mejor hidratación. Contiene una buena cantidad de ácido palmitoleico, un ácido graso bastante particular: es un omega 7, presente de manera natural en los lípidos membranarios. También está presente en el sebo, por lo que tendrá propiedades antimicrobianas. Cuanto más mayor es una persona, menos sebo produce su organismo, por lo que el aceite vegetal de Nuez de Macadamia será útil para personas mayores.
  • Suaviza la piel: este aceite vegetal ayuda a nuestra piel a recuperar su elasticidad, combatiendo los síntomas del envejecimiento de la piel. También es útil a la hora de tratar estrías y cicatrices, así como las pieles dañada o frágiles. Se utiliza a menudo para reparar los labios cortados y las manos agrietadas a causa del frío.
  • Protege la piel: gracias a su ligero filtro ultravioleta, este aceite vegetal protege las células cutáneas de las agresiones externas, como la contaminación o el sol.
  • Penetrante: este aceite vegetal penetra con facilidad y rápidamente en la piel, ya que es muy fluido. No deja una película grasa sobre la piel y es un aceite de masaje perfecto.

Y también algunas propiedades secundarias:

  • Tonifica y protege el sistema circulatorio
  • Reestructurante
¡Atención!
  • En caso de alergia a los frutos secos, consultar con un médico antes de cualquier utilización.

Características y composición

Características cosméticas
  • Tipo de piel : todo tipo de pieles, pero especialmente adecuado para tratar pieles secas, grasas y mixtas.
  • Tipo de pelos: pelos secos, estropeados o teñidos.
Características organolépticas
  • Aspecto: líquido móvil y aceitoso
  • Color: entre amarillo claro y anaranjado
  • Olor: característico
  • Sabor: recuerda a la de la nuez quemada
  • Al tacto: seco, penetra bien
Características para la formulación
  • Insaponificables: 0,5% en polifenoles (vitamina E y avenasteroles)
  • Indice de comedogenicidad: 2 (poco comedogénico)
  • Índice medio de saponificación: entre 193 y 196
  • Estabilidad frente a la oxidación: buena
  • Estabilidad frente a las altas temperaturas: buena
  • Nombre INCI: Macadamia Integrifolia Seed Oil
Composición en ácidos grasos
  • ácido palmitoleico (AGMI omega 7): entre un 18 y un 28%
  • ácido oleico (AGMI omega 9): entre un 50 y un 60%
  • ácido palmítico (AGS): entre un 5 y un 11%
  • ácido esteárico (AGS): entre un 3 y un 6%
Características físicas
  • Densidad a 20°C: entre 0,910 y 0,930
  • Índice de refracción a 20°C: entre 1,464 y 1,472
  • Punto de inflamabilidad: 252°C
  • Índice de peróxidos: <15 meqO2/kg
  • Índice de acidez: <2 mg KOH/g
Características botánicas
  • Nombre en latín: Macadamia integrifolia Maiden & Betche.
  • Familia botánica: Proteaceae
  • Origen: Australia, Kenia
  • Parte utilizada: nueces
  • Proceso de obtención: primer prensado en frío

Contra las grietas y la piel de las manos en mal estado

El aceite vegetal de Nuez de Macadamia es extremadamente rico en moléculas de interesantes propiedades a nivel cutáneo. Los ácidos oleicos y palmitoleico presentes en su composición permiten, hidratar y proteger la piel en profundidad. Además, al aplicarse mediante un masaje, facilita la microcirculación a nivel local y tonifica el sistema linfático, lo que fomenta la regeneración cutánea y es muy útil para tratar los problemas de la piel de las manos, derivados de una mala circulación.

  • Consejos de utilización: masajear las manos con unas gotitas de aceite vegetal, por la mañana y por la noche.
  • Aceites esenciales complementarios: como complemento a las propiedades hidratantes y protectoras del aceite de Nuez de Macadamia, podemos recurrir a los aceites esenciales de Alhucema, Geranio Rosa o Jara, ya que estos tienen propiedades cicatrizantes.
  • Otros aceites vegetales adecuados: contra las grietas en la piel, también podemos utilizar manteca de Karité o aceite vegetal de Germen de Trigo.

Contra las estrías

Las propiedades del aceite vegetal de Nuez de Macadamia lo convierten en una base ideal para los aceites de masaje: penetra con mucha facilidad en la piel. También le devolverá a la piel toda la elasticidad perdida y combatirá la aparición de estrías. Es preferible utilizarlo a modo de prevención.

  • Consejos de utilización: en prevención, para que no aparezcan estrías, masajear las zonas de riesgo (caderas, vientre...) con unas gotitas de aceite vegetal, por la mañana y por la noche.
  • Aceites esenciales complementarios: para combatir la aparición de estrías, el aceite de Nuez de Macadamia puede ser útil, pero si ya han aparecido, conviene asociarlo con los aceites esenciales de Geranio Rosa, de Jara o de Siempreviva Amarilla para que sea más eficaz.
  • Otros aceites vegetales adecuados: la manteca de Karité, y los aceites vegetales de Rosa Mosqueta o de Baobab también pueden resultar útiles contra las estrías.

Para tratar los pelos estropeados o teñidos

El aceite de Nuez de Macadamia es un aliado de excepción para el pelo: si se aplica a modo de mascarilla protegerá el pelo de las agresiones externas. Además, también se utiliza mucho para mantener el tiñe en el pelo. El aceite de Nuez de Macadamia crea una película protectora en el pelo, volviéndolo más resistente a las diferentes agresiones a las que se enfrenta en nuestro día a día (sol, viento, arena, coloraciones...). Además, al contener ácido oleico y palmitoleico, es capaz de hidratar el pelo y el cuero cabelludo en profundidad. Por último, al estimular la circulación sanguínea y linfática, favorecerá la microcirculación local capilar.

El aceite vegetal de Nuez de Macadamia es extremadamente nutritivo y, además, no dejará ningún tipo de película grasa, ya que se aclara muy bien. Por último, es capaz de proteger las fibras capilares de las agresiones externas, para que estas no se estropeen más.

  • Consejos de utilización: aplicar el aceite de Nuez de Macadamia a modo de mascarilla capilar y dejar actuar como mínimo 1 hora antes de lavarse el pelo con champú. También puede utilizarse a modo de acondicionador.
  • Otros aceites vegetales adecuados: para reforzar los pelos estropeados también pueden utilizarse los aceites vegetales de Coco, de Cártamo o de Casis.

Para hidratar y calmar la piel

El aceite de Macadamia es uno de los pocos aceites vegetales que se adaptan a pieles de todo tipo, y gracias a sus propiedades hidratantes y suavizantes dejará la piel como nueva. Se compara a menudo con el aceite vegetal de Almendra Dulce, que se utiliza más en bebés. El aceite de Nuez de Macadamia tiene propiedades similares pero se adapta mejora a las pieles más maduras. Gracias a su elevada concentración en ácido oleico, la Nuez de Macadamia reforzará la barrera hidrolipídica, lo que permitirá conservar la hidratación de la piel, además de su elasticidad y de hacer que esté mejor protegida.

  • Consejos de utilización: aplicar unas gotitas por la mañana y por la noche en las zonas más secas y sensibles.
  • Aceites esenciales complementarios: cuando la piel está muy estropeada, lo mejor es asociar este aceite vegetal a los aceites esenciales de Lavanda, de Jara o de Geranio Rosa para beneficiarnos de sus propiedades cicatrizantes.
  • Otros aceites vegetales adecuados: muchos aceites vegetales son muy útiles a la hora de tratar la piel. Sin embargo, para tratar las pieles más secas, los mejores son los de Aguacate y el de Pepitas de Frambuesa.

Para las pieles con tendencia a tener acné

Gracias a su riqueza en ácido palmitoleico, presente de manera natural en el sebo producido por nuestro organismo, el aceite vegetal de Nuez de Macadamia regula la producción de sebo para que esta no sea excesiva y desempeña una función antibacteriana, algo muy útil para las pieles que tienden a verse afectadas por el acné.

  • Consejos de utilización: aplicar unas gotitas por la noche en la zona T (frente, nariz, mentón).
  • Aceite esencial complementario: para una mayor efectividad, lo mejor es añadir una gotita de aceite vegetal de Árbol de Té a las gotitas de aceite de Nuez de Macadamia.
  • Otros aceites vegetales adecuados: en caso de acné, los aceites vegetales de Jojoba, de Nem o de Karanja también pueden resultar muy útiles.

Cocinar con aceite de Macadamia

El delicioso aroma a nuez de este aceite vegetal hará las delicias de más de uno. Este aceite es rico en ácidos grasos insaturados, sobre todo en ácido oleico y palmitoleico, por lo que, además de aportar un toque de sabor, también presenta beneficios para nuestra salud. Gracias a su acción tonificante a nivel sanguíneo y linfático, ayuda a prevenir la diabetes de tipo 2 y diferentes problemas cardiovasculares. Al ser muy estable, puede consumirse tanto crudo como cocinado. En definitiva, todos son puntos a favor de utilizar al aceite de Nuez de Macadamia en nuestros platos, tanto a nivel gustativo como nutritivo.

El sabor del aceite de Nuez de Macadamia es muy interesante y puede dar un toque de originalidad a los platos a los que les falta algo diferente.

  • En ensaladas, se puede remplazar el aceite de oliva o la salsa vinagreta por un poco de aceite de Nuez de Macadamia.
  • En postres, puede utilizarse para aliñar una macedonia, para acompañar frutas caramelizadas o helados durante el verano.

¿Un posible biodiesel?

Por sorprendente que parezca, se están realizando estudios para poder utilizar el aceite de Nuez de Macadamia como biodiésel. Vale que no tiene nada que ver ni con la aromaterapia ni con la cosmética casera, pero en un contexto social donde la contaminación está demasiado presente, cualquier alternativa de transporte natural, duradera y responsable con el medioambiente es interesante.

Para fabricar este biodiésel, el aceite vegetal bruto debe sufrir una transesterificación con metóxido de potasio durante una hora a 60 °C. Estos estudios han podido demostrar que al utilizar este biodiésel, se puede observar una reducción significativa de las emisiones de monóxido de carbono y de partículas finas.

A pesar de estas prometedoras conclusiones, deben realizarse estudios más detallados sobre el rendimiento mecánico, la combustión y el desgaste de ese biodiésel antes de que pueda comercializarse. ¡Puede que de aquí unos años las nubes de contaminación dejen paso a un agradable aroma a nueces!

¿Te ha resultado útil este artículo?

  

Nota media 4.7 ( 52 votos )