Este aceite vegetal, extraído de las pequeñas semillas del interior de las nueces de albaricoque, es muy rico en carotenoides y en omega 6, lo que lo convierte en un aceite ideal para usar en cosmética (especialmente en el cutis). El aceite de Nuez de Albaricoque es perfecto para usarlo en cremas de noche, ya que ayuda a reafirmar e iluminar las pieles fatigadas. Además, penetra en la piel con facilidad, permite una absorción excelente de los principios activos y no deja ningún rastro aceitoso. Estas virtudes lo convierten en un excipiente fantástico para las sesiones de aromaterapia con adultos. Nombre en latín: Prunus armeniaca L. Parte utilizada: nuez.

Propiedades principales

  • Reafirmante: este aceite vegetal devuelve la elasticidad a la piel y ayuda a tonificar la epidermis.

  • Nutritivo: el aceite de Nuez de Albaricoque refuerza la película hidrolipídica que protege la superficie epidérmica, lo que permite conservar la hidratación de la piel. También nutre las pieles sin brillo y en mal estado.

  • Penetrante: gracias a su concentración en ácidos grasos, el aceite de Nuez de Albaricoque penetra hasta las capas más profundas de la piel. A diferencia de otros aceites vegetales, no deja ninguna película grasa en la piel, lo que lo convierte en una base perfecta para realizar masajes.

  • Antioxidante: los insaponificables presentes en el aceite de Nuez de Albaricoque (carotenoides y vitamina E) tienen propiedades antioxidantes que ayudan a combatir el envejecimiento cutáneo.

  • Emoliente y reparador: el aceite de Nuez de Albaricoque tiene propiedades estructurantes que mejoran la elasticidad de las paredes celulares de la piel y permiten que recobre su suavidad.

  • Fotoprotector: este aceite crea una ligera capa que protege contra la exposición moderada a los rayos solares, ya que los carotenoides aumentan el nivel de tolerancia al sol de la piel. El aceite de Nuez de Albaricoque también prepara la piel para la exposición al sol y, de este modo, le da un buen aspecto y facilita el bronceado.

Características y composición

Características cosméticas
  • Tipo de piel: seca, mixta, madura, sensible, irritada, sin brillo
  • Tipo de pelo: caída de cabello, pelo seco
Características organolépticas
  • Aspecto: líquido límpido, se solidifica a baja temperatura
  • Color: entre amarillo pálido y amarillo oscuro
  • Olor: ligero, característico, amargo
        Características de formulación
        • Insaponificables y principios activos: < 1 % (carotenoides, vitamina E, fitosteroles)
        • Índice de comedogenicidad: 2 (bastante comedogénico)
        • Índice de saponificación medio: 190
        • Estabilidad oxidativa: buena
        • Estabilidad térmica (altas temperaturas): buena
        • Denominación INCI: Prunus Armeniaca Kernel Oil
        Concentración en ácidos grasos
        • ácido oleico: entre un 60 y un 74 %
        • ácido linoleico: entre un 20 y un 34 %
        • ácido palmítico: entre un 4 y un 8 %
        • ácido esteárico < 3 %
        Características físicas
        • Densidad a 20 °C: entre 0,910 y 0,930
        • Punto de inflamabilidad: > 175°C
        • Índice de peróxidos: < 15 meqO2/kg
        • Índice de acidez: < 2 mg KOH/g
        Características botánicas
        • Familia botánica: Rosáceas
        • Origen: Turquía
        • Parte utilizada: nuez
        • Proceso de obtención: presión en frío
        • Nombre en latín: Prunus armeniaca L.

        Para las pieles secas y sensibles

        El aceite de Nuez de Albaricoque es ideal para las pieles secas o que no están suficientemente nutridas. Su composición, rica en ácido oleico y ácido linoleico, le confiere propiedades emolientes y suavizantes que colaboran a reforzar la película hidrolipídica de la piel. Gracias a ello, limita la pérdida de agua transcutánea y ayuda a mantener la piel hidratada. Además, penetra fácilmente en la piel. Este aceite es muy agradable al tacto y no deja una sensación aceitosa después de aplicarlo.

        • Consejo de aplicación: masajear algunas gotas del aceite de Nuez de Albaricoque en las zonas de la piel más secas por la mañana y por la noche.

        • Otros aceites vegetales adecuados: hay muchos aceites vegetales que ayudan a nutrir las pieles secas y sensibles, como los aceites de Argán, Sésamo, Almendra Dulce o Manteca de Karité.

        Para las pieles maduras

        El aceite de Nuez de Albaricoque no solo es nutritivo, sino que también posee diferentes propiedades beneficiosas para las pieles con síntomas de envejecimiento. Es un aceite reafirmante que ayuda a la piel a recobrar su elasticidad y que contiene insaponificables, como los carotenoides y la vitamina E. Gracias a ello, se consigue un efecto antioxidante que ayuda a combatir las arrugas, mantener el colágeno de la piel y favorecer la regeneración celular. 

        • Consejo de aplicación: con la cara limpia y seca, masajear algunas gotas del aceite de Nuez de Albaricoque por la mañana.

        • Aceites esenciales complementarios: los aceites esenciales de Jara, Geranio Rosa o Zanahoria pueden añadirse al aceite de Nuez de Albaricoque para combatir los efectos de la edad.

        • Otros aceites vegetales adecuados: los aceites de Rosa Mosqueta, Cáñamo o Pepitas de Higo Chumbo también pueden prevenir las arrugas.

        En caso de piel sin brillo, para preparar la piel antes del bronceado

        Gracias a su composición en carotenoides, el aceite de Nuez de Albaricoque ilumina el tono de la piel y le devuelve todo su brillo. Los carotenoides son pigmentos liposolubles que solo están presentes en ciertas plantas y son conocidos por darle su color naranja a las zanahorias, ¡pero esa no es su única propiedad! Estos pigmentos tienen una leve acción fotoprotectora que les ayuda a preparar la piel para la exposición solar al mismo tiempo que facilitan el bronceado. Pero ¡cuidado! El aceite de Nuez de Albaricoque no un sustituto de las cremas solares.

        • Consejo de aplicación: aplicar algunas gotas de aceite de Nuez de Albaricoque en la piel por la mañana y por la noche mediante un masaje.

        • Otros aceites vegetales adecuados: el aceite macerado de Zanahoria también puede utilizarse por su efecto favorecedor.

        En caso de pérdida de cabello o de tener el pelo seco

        Las propiedades nutritivas del aceite de Nuez de Albaricoque no se limitan únicamente a la piel: también ayudan a mantener el pelo en buen estado. Los ácidos grasos esenciales presentes en alta concentración en el aceite, como el ácido linoleico, ayudan a combatir la pérdida de cabello. Gracias al resto de elementos de su composición, este aceite puede reforzar y nutrir la fibra capilar para dejar el pelo más suave.

        • Consejo de aplicación: con el pelo seco y sin nudos, hacer una mascarilla y aplicar la cantidad necesaria. Insistir en las puntas y masajear suavemente el cuero cabelludo. Dejar actuar durante al menos una hora o durante toda la noche y aclarar con champú.

        • Aceites esenciales complementarios: el aceite esencial de Ylang-Ylang es ideal para el pelo seco, mientras que los aceites esenciales de Nardo del Himalaya y de Jengibre son eficaces contra la caída de cabello.

        • Otros aceites vegetales adecuados: los aceites de Ricino, Aguacate, Coco o Manteca de Karité también son eficaces a la hora de nutrir el cabello.

        Como base para masajes

        El aceite de Nuez de Albaricoque penetra fácilmente en la piel. Gracias a ello, es especialmente apreciado como aceite de masaje, ya que no deja la piel aceitosa tras su aplicación. Por otra parte, su efecto emoliente ayuda a suavizar la piel y hace que los activos presentes en el aceite de masaje penetren con facilidad (por ejemplo, los aceites esenciales).

        • Consejo de aplicación: frotar las partes del cuerpo en las que se vaya a realizar el masaje con unas gotitas de aceite de Nuez de Albaricoque y empezar a disfrutar de sus beneficios. 

        • Aceites esenciales complementarios: para disfrutar de un masaje relajante, se puede reforzar el efecto del aceite de Nuez de Albaricoque con unas gotas de los aceites esenciales de Lavanda, de Naranjo Amargo o de Mejorana Thujanol, por poner algunos ejemplos.

        ¿El aceite de Nuez de Albaricoque previene el cáncer?

        Las almendras del género Prunus contienen amigdalina, un compuesto con propiedades anticancerígenas. Se han realizado numerosos estudios sobre este compuesto, pero no se ha demostrado que se encuentre en el aceite de Nuez de Albaricoque. En vista de estos resultados, la ingesta de este aceite no debería presentar ningún riesgo (más bien, al contrario). Sin embargo, bajo el efecto de las enzimas digestivas la amigdalina puede liberar cianuro, un veneno muy conocido. Por este motivo, algunas fuentes recomiendan prudencia en lo relativo al consumo de este aceite como medida cautelar hasta que se encuentren más pruebas. Además, el aceite de Nuez de Albaricoque presenta escasos beneficios nutricionales, por lo que, si tenemos en cuenta los riesgos que puede conllevar, es preferible reservarlo a la aplicación cutánea.

        ¿Te ha resultado útil este artículo?

          

        Nota media 4.6 ( 133 votos )