Originario de los desiertos de Sudamérica, el aceite vegetal de Jojoba se utiliza desde hace siglos por sus interesantes propiedades. Se emplea exclusivamente en tratamientos cosméticos cutáneos al ser un aceite vegetal muy hidratante que se adapta tanto a pieles secas como pieles más grasas. Además, también tiene propiedades que lo convierten en un buen aliado de pelos de todo tipo, por lo que podrá utilizarse a modo de mascarilla. Nombre en latín: Simmondsia chinensis Link. Parte utilizada: nueces.

Propiedades principales

  • Estable y de fácil conservación: el aceite vegetal de Jojoba mejora la estabilidad de los productos cosméticos que lo incluyen en su composición.
  • Regula el pH de la piel: este aceite vegetal permite equilibrar la acidez de la piel. Aumenta el pH demasiado neutro de las pieles secas y hace disminuir el de las pieles grasas, demasiado elevado.
  • Seborregulador: este aceite vegetal regula la producción de sebo. En función del tipo de piel en el que se aplique, hará aumentar o disminuir la producción de sebo, lo que permitirá acabar con los granitos en las pieles más grasas y revitalizar la piel más seca. Esta propiedad también lo hace ideal para tratar los pelos grasos, secos y que se rompen con facilidad.
  • Suaviza la piel: este aceite vegetal ayuda a que la piel a recupere toda su elasticidad al activar el metabolismo de elastina y limitar la pérdida de agua por parte de las células cutáneas. Esto permite combatir el envejecimiento cutáneo y limitar la aparición de arrugas.
  • Protege la piel: gracias a su ligero filtro ultravioleta, este aceite vegetal protege las células cutáneas de las agresiones externas al actuar a modo de protector solar y de barrera de protección contra diferentes agentes patógenos reforzando la película hidrolipídica de la piel
  • No oclusivo, lubricante no graso: gracias a la presencia de céridos en su composición, el aceite de Jojoba permite hidratar la piel sin obstruir los poros, ya que su indice comedogénico es muy bajo. Esta propiedad puede resultar interesante para los fabricantes de automóviles que busquen crear un lubricante industrial natural y renovable.

Características y composición

El aceite de Jojoba es único, tanto que no se trata exactamente de un aceite, sino de una cera, compuesta por céridos. Los céridos están compuestos por un ácido graso y un alcohol graso y un enlace de éster.
Características cosméticas
  • Tipo de piel: todo tipo de pieles, pero especialmente adecuado para tratar pieles grasas y mixtas con tendencia al acné.
  • Tipo de pelos: pelo seco, que se rompe y cae con facilidad y pelos grasos (seborregulador).
Características organolépticas
  • Aspecto: líquido aceitoso
  • Color: entre amarillo claro y anaranjado
  • Olor: suave, agradable, recuerda al de la avellana
  • Al tacto: seco
Características para la formulación
  • Insaponificables y principios activos: vitaminas A, B, C, D, E, H, K, y PP
  • Indice de comedogenicidad: 0 (= no comedogénico)
  • Índice medio de saponificación: 92 (relativamente bajo)
  • Estabilidad frente a la oxidación: muy buena
  • Estabilidad frente a las altas temperaturas: buena
  • Nombre INCI: Simmondsia Chinensis Seed Oil
Composición en ácido grasos tras transesterificación*:
  • ácido behénico: <1%
  • ácido eicosenoico: entre un 32 y un 40%
  • ácido erúcico: entre un 5 y un 11%
  • ácido nervónico: <1,7%
  • ácido oleico: entre un 2 y un 7%
  • ácido palmítico: <1,5%
  • ácido palmitoleico: <1%
  • y, por supuesto, alcoholes grasos: 50%
* La transesterificación permite separar los ácidos grasos y los alcoholes grasos que componen a los céridos. Esta operación se lleva a cabo porque permite efectuar un análisis cromatográfico para verificar la concentración en ácidos grasos de un aceite vegetal.
Características físicas
  • Densidad a 20°C: entre 0,863 y 0,873
  • Punto de inflamabilidad: >175°C
  • Índice de peróxidos: <10 meqO2/kg
  • Índice de acidez: <2,5 mg KOH/g
Características botánicas
  • Familia botánica: buxáceas
  • Origen: Perú
  • Parte utilizada: nueces
  • Proceso de obtención: primer prensado en frío
  • Nombre en latín: Simmondsia chinensis Link.

Para tratar cabellos grasos y con caspa

El aceite vegetal de Jojoba es un seborregulador no graso, por lo que está presente en varios tratamientos contra el pelo graso y la caspa. Otros aceites esenciales lipolíticos, como el de Cedro del Atlas o el de Pomelo, mejorarán la eficacia de este aceite vegetal.

Para tratar pelos secos y sin brillo que se rompen con facilidad

El aceite de Jojoba también es útil en caso de tener tanto pelos grasos como secos y que se rompen con facilidad gracias a la presencia de céridos en su composición. Estos céridos levan a cabo dos misiones importantes:

  • Protegen el cabello del mismo modo que la cutícula vegetal protege la hoja. Por lo tanto, puede aplicarse en las puntas y a lo largo del pelo para fortalecerlo y hacer que sea más elástico.
  • Vuelven el pelo más brillante y de color más explosivo al ser un queratoplástico natural excelente.
Por esta razón, aplicar aceite vegetal de Jojoba a lo largo del cabello y hasta las puntas puede resultar muy interesante.
  • Consejos de aplicación: aplicar 1 o 2 cucharadas soperas de aceite de Jojoba 30 minutos antes de lavarse el pelo. En este caso, se debe aplicar a lo largo del pelo en lugar de masajear el cuero cabelludo.
  • Aceites esenciales complementarios: para reforzar los efectos de este aceite vegetal lo mejor es añadir unas gotitas de Espliego y de Ylang-Ylang Completo (15 gotas por cada 2 cucharadas soperas de Jojoba).
  • Otros aceites vegetales utilizados:  Argán, Aguacate, Manteca de Cacao, Manteca de Karité, Coco, Mora

Para limitar la caída del pelo

Este aceite vegetal puede ser útil a la hora de limitar la caída del cabello, pero todo dependerá de qué provoca esta caída. En muchos casos, este problema está relacionado con la acumulación de sebo en el cuero cabelludo, un sebo que se endurece y obstruye los folículos pilosos y que puede impedir que estos crezcan de manera natural, lo que a su vez puede conducir a la muerte del folículo.

  • El Jojoba penetra con facilidad en el cuero cabelludo y acaba con este sebo endurecido.
  • El cuero cabelludo y los folículos vuelven a estar libres y limpios, al ser el aceite de Jojoba un aceite no oclusivo.
Aplicación simple: 30 minutos antes de enjabonarse el pelo, masajear el cuero cabelludo con una cucharada sopera de aceite vegetal de Jojoba.

Para suavizar y limpiar la piel

El Jojoba suaviza la piel y la limpia gracias a dos mecanismos de acción diferentes:

  • En primer lugar suaviza la piel al formar una capa lipídica muy poco oclusiva que se cuela en los espacios intercelulares de la capa córnea. Estudios han demostrado que la suavidad y elasticidad de la piel de los sujetos que utilizaban aceite de Jojoba mejoraba en un 45% durante más de 8 horas. Esto lo convierte en un excelente tratamiento diario para las pieles menos elásticas y más ásperas. Podemos afirmar que el aceite de Jojoba es un buen emoliente.
  • El aceite de Jojoba es un aceite no graso gracias a su composición bioquímica, bastante similar a la del sebo que produce el organismo de los seres humanos. Esta particularidad hace que la epidermis pueda absorberlo con facilidad sin dejar una película grasa al exterior de la piel. Esto permite que los poros sigan abiertos y puedan seguir cumpliendo sus importantes funciones sin interferencias. Por lo tanto, podemos decir que el aceite vegetal de Jojoba es no oclusivo o no comedogénico.
La combinación de las propiedades emolientes con las propiedades no comedogénicas hace que este aceite vegetal sea ideal para limpiar la piel en profundidad: al aplicarlo regularmente liberaremos los poros de la piel de todo aquello que los obstruye, sobre todo del exceso de sebo.

Para limitar la aparición de arrugas

El aceite vegetal de Jojoba limpia, suaviza y hasta desinfecta la epidermis por lo que será un aliado de excepción a la hora de prevenir el envejecimiento cutáneo. Tras llevar a cabo varios experimentos en un laboratorio, se demostró que el aceite de Jojoba podía reducir las arrugas finas de la cara. Tras haber aplicado una muestra de Jojoba, de 20 mujeres el 26% dijo que sus arrugas se habían reducido al cabo de una hora, el 18% al cabo de 4 horas y el 11% al cabo de 8 horas. ¿Un efecto temporal? Posiblemente si solo se aplica en una ocasión, pero no si se utiliza regularmente.

  • Consejos de aplicación: masajear con 2 a 3 gotas de Jojoba las zonas más afectadas. Todos los días, por la mañana y por la noche.
  • Aceites esenciales complementarios: contra las arrugas, el mejor aliado de este aceite vegetal es el aceite esencial de Geranio Rosa.
  • Otros aceites vegetales adecuados: Cáñamo, Rosa Mosqueta, Nuez de Albaricoque o Pepitas de Higo Chumbo.

Para crear un desodorante natural

Para crear perfumes y desodorantes caseros y naturales, se necesitan aceites esenciales, pero también una buena base. El aceite esencial de Jojoba es ideal por 2 razones 

  • Su composición molecular le permite reducir significativamente la pérdida de agua por parte de la epidermis sin bloquear totalmente el sudor: el equilibrio perfecto para elaborar un desodorante eficaz, pero no nocivo.
  • Su estabilidad le permitirá que el producto pueda conservarse sin que los niveles de peróxidos aumenten en exceso.
Para aprender a crear perfumes a base de aceite de Jojoba, se puede consultar esta guía

¿Contra el acné?

¿Podemos combatir la aparición de acné con aceite de Jojoba? Sí y no. Las cosas claras: para combatir el acné de manera realmente eficaz, necesitaremos recurrir a diferentes aceites esenciales como el de Árbol de Té, Lavanda o Eucalipto Limón, por ejemplo. Sin embargo, a menudo es necesario diluir estos aceites esenciales antes de aplicarlos por vía cutánea, y aquí es donde entra en juego el aceite de Jojoba. Al ser un aceite vegetal no graso y seborregulador, es ideal para diluir los aceites esenciales. He aquí una mezcla eficaz contra el acné a base de aceite vegetal de Jojoba.

A partir de 6 años. 2 veces al día durante 10 o 15 días. Aplicar localmente en los granitos inflamados entre 3 y 4 gotas de la mezcla.

  • 35 gotas de aceite esencial de Eucalipto Limón
  • 35 gotas de aceite esencial de Árbol de Té
  • 50 gotas de aceite esencial de Espliego
  • 120 gotas de aceite vegetal de Jojoba
Para más información: los aceites esenciales y el Jojoba para acabar con el acné.

¿Para desinfectar una herida?

Diferentes experimentos han demostrado que cinco de las bacterias cutáneas más comunes (entre ella el staphylococcus y el pseudomonas) no sobreviven al aceite vegetal de Jojoba, igual que ciertos hongos. Sin embargo, este indicador es no es lo suficientemente importante como para decir que este aceite es antibacteriano o antifúngico: solo los aceites esenciales son lo suficientemente potentes para llevar a cabo esta acción. Por esta razón no hay que desinfectar las heridas solo con Jojoba. Sin embargo, el Jojoba es una base ideal para diluir el aceite esencial de Árbol de Té.

Fundamentos científicos sobre la eficacia del aceite de Jojoba

Como dato curioso: el aceite de Jojoba ha remplazado históricamente en cosmética al espermaceti, esperma de la ballena. Por lo tanto, a este aceite vegetal hay que agradecerle que haya salvado a algunos de los pocos cachalotes que quedan en el planeta. Pero, ¿qué es lo que hace al espermaceti y al aceite de Jojoba tan interesantes en cosmética? ¿Cómo explicar las propiedades que hemos expuesto en los anteriores párrafos?

Una composicíon única a base de céridos

Los céridos son ésteres de alcohol graso y de ácido graso y son los responsables de que tanto el espermaceti, que contiene cetil palmitato, un cérido muy útil, y el aceite de Jojoba, compuesto en un 60% por céridos, sean tan valiosos. Los ésteres que forman el aceite de Jojoba son muy largos (C40) y le dan a este aceite una textura inimitable, una estabilidad sorprendente y propiedades protectoras, lubricantes y no grasas. ¡A día de hoy, la Jojoba es la única planta conocida capaz de producir céridos!

Resistenicia a la oxidación y a las altas temperaturas

Esto puede parecer una tontería, pero el principal problema de los productos cosméticos naturales del mercado es que estos se conservan durante poco tiempo. El aceite de Jojoba es diferente por dos razones principales:

  • Por su configuración molecular extremadamente estable: las largas cadenas de ésteres que constituyen la jojoba son mucho menos sensibles a la oxidación que la mayoría de aceites vegetales, compuestos principalmente por ácidos grasos clásicos.

  • La presencia de antioxidantes, aunque todavía no haya un consenso científico: la concentración en tocoferoles, capaces de captar radicales libres, es algo común en los aceites vegetales que mejor se conservan. Es cierto que la presencia de tocoferoles no explica la extraordinaria resistencia a la oxidación de este aceite vegetal, por lo que la comunidad científica se inclina a pensar que hay otro potente antioxidante en su composición, pero que todavía no ha podido ser descubierto.

Por todas estas razones, el aceite vegetal de Jojoba mejora la estabilidad de los productos cosméticos que lo incluyen en su composición. Nada mal para un producto natural, ¿no?

Una composición química similar al del sebo producido por nuestro organismo

El sebo humano está compuesto por triglicéridos y ácidos grasos (57,5%), ésteres de cera (26%) y escualeno (12%), mientras que el aceite de Jojoba está compuesto casi exclusivamente por ésteres de cera. ¡Y los ésteres de cera del sebo y de la jojoba son casi idénticos!

Estas similitudes le confieren al aceite de Jojoba excelente propiedades emolientes e hidratantes, todo ello sin ser oclusivo, exactamente igual que el sebo. Además, puede regular su producción si fuera necesario.

¿Te ha resultado útil este artículo?

  

Nota media 4.8 ( 186 votos )