El comino negro es una planta aromática que produce unas semillas negras similares a las de la amapolas. Su aceite vegetal, además de utilizarse en cosmética para tratar pieles sensibles, tiene diferentes principios activos e interesantes propiedades a nivel digestivo, inmunitario y respiratorio. Es un aceite vegetal multiusos que puede utilizarse hasta para aliñar ensaladas. Nombre en latín: Nigella sativa L. Parte utilizada: semillas.

Propiedades principales

  • Antiinflamatorio: el aceite de Comino Negro ha demostrado tener propiedades antiinflamatorias. Puede utilizarse para aliviar tanto dolores musculares como inflamaciones a nivel cutáneo, como psoriasis o eccema, por ejemplo.
  • Antiinfeccioso: las propiedades antiinfecciosas del aceite esencial de Comino Negro han sido objeto de numerosos estudios. La timoquinona presente en su composición es la responsable de sus propiedades antibacterianas, antifúngicas y también antiparasitarias y antivirales. Diferentes análisis han demostrado que el Comino Negro es capaz de actuar sobre las bacterias responsables de las intoxicaciones alimentarias y gérmenes grampositivos como el Staphyloccocus aureus o epidermidis y hongos como la Candida tropicalis o el Aspergillus flavus.
  • Hepatoprotector y digestivo: gracias a la presencia de nigillina en su composición, este aceite vegetal estimula el sistema digestivo y el intestinal. Además, también forma una barrera de protección entorno al hígado. Estudios realizados sobre ratas de laboratorio han demostrado que es capaz de reducir los niveles de colesterol y los lípidos totales, así como la tasa de urea y de ácido úrico. La timoquinona protege a las células del hígado contra los agentes químicos responsables de diferentes problemas hepáticos.
  • Broncodilatador: este aceite vegetal también contiene nigelona, que permite dilatar los bronquios, lo que ayuda a aliviar las crisis de asma y combatir la tos ferina. La nigelona también es capaz de inhibir la histamina, lo que permite aliviar y combatir las reacciones alérgicas.
  • Inmunoestimulante: este aceite vegetal refuerza las defensas del organismo frente a los gérmenes patógenos. Se cree que puede aumentar el número y mejorar la actividad de diferentes células inmunitarias.
  • Regenerador cutáneo: puede utilizarse en mezclas cosméticas para el cutis, ya que fomenta la regeneración celular. Además, su contenido en polifenoles y timoquinona le otorga propiedades antioxidantes y cicatrizantes.
  • Antioxidante: el aceite de Comino Negro permite proteger al organismo de diferentes agentes oxidantes que podrían dañarlo. Un estudio realizado para determinar las propiedades del aceite de Comino Negro tras inyección de ciclosporina probó que el aceite fomentaba la disminución de la peroxidación lipídica, al mismo tiempo que reforzaba la acción de las enzimas antioxidantes.

Características y composición

Características cosméticas
  • Tipo de piel: pieles propensas al acné, maduras, secas y/o irritadas
  • Tipo de pelo: cuero cabelludo irritado, combate la caída del cabello
Características organolépticas
  • Aspecto: líquido aceitoso
  • Color: entre amarillo marrón claro
  • Olor: especiado
  • Al tacto: graso
Características para la formulación
  • Insaponificables y principios activos: vitamina E, nigillina, nigelona, timoquinona
  • Indice de comedogenicidad: 1 (muy poco comedogénico)
  • Índice medio de saponificación: 192
  • Estabilidad frente a la oxidación: sensible
  • Estabilidad frente a las altas temperaturas: bastante sensible
  • Nombre INCI: Nigella Sativa Seed Oil
Composición en ácidos grasos
  • ácido linoleico: entre un 52 y un 65%
  • ácido oleico: entre un 18 y un 30%
  • ácido palmítico: entre un 8 y un 13%
  • ácido eicosadienoico: entre un 1 y un 3%
  • ácido esteárico: entre un 1,5 y un 6%
  • ácido linolénico: <1%
  • ácido palmitoleico: entre un 0 y un 0,5%
Características físicas
  • Densidad a 20°C: entre 0,900 y 0,925
  • Punto de inflamabilidad: >175°C
  • Índice de peróxidos: <60 meqO2/kg
  • Índice de acidez: <10 mg KOH/g
Características botánicas
  • Familia botánica: ranunculáceas
  • Origen: Egipto
  • Parte destilada: semillas
  • Proceso de obtención: primer prensado en frío
  • Nombre en latín: Nigella sativa L.

Para tratar las pieles propensas al acné

El aceite de Comino Negro contiene una pequeña parte de aceite esencial que a su vez contiene un compuesto único: la timoquinona. Esta molécula tiene importante propiedades antiinfecciosas que le permiten actuar contra diferentes bacterias y hongos. El Aceite de Comino Negro permitirá, por lo tanto, sanear la piel. Se han llevado acabo diferentes experimentos para determinar la eficacia del aceite de Comino Negro contra el acné, y uno de ellos demostró que al añadir un 20% de aceite de Comino Negro en una loción, esta era más eficaz que una loción que contenía un 5% de peróxido de benzoílo, un tratamiento muy utilizado contra el acné. Por último, el aceite de Comino Negro tiene propiedades antiinflamatorias que permiten aliviar las agresiones de la piel, además de ser antioxidante y cicatrizante, lo que permitirá mejorar el aspecto de la piel.

  • Consejos de aplicación: aplicar unas gotitas por la mañana y por la noche con la piel limpia y seca.
  • Aceites esenciales complementarios: contra los problemas de acné, la referencia es el aceite esencial de Árbol de Té, pero también pueden utilizarse los de Lavanda, para fomentar la cicatrización, Palmarosa y Geranio Rosa.
  • Otros aceites vegetales adecuados: contra el acné también pueden utilizarse los aceites vegetales de Karanja y de Neem, por sus propiedades antiinfecciosas o los de Pepitas de Espino Amarillo por sus propiedades antiinflamatorias. Por último, el aceite de Jojoba es un soporte excelente para diluir aceites esenciales efectivos contra el acné.

Para tratar pieles secas, sensibles, irritadas y maduras

El aceite de Comino Negro permite, por una parte, nutrir la piel gracias a la presencia de ácidos grasos en su composición y, por otra parte, aliviar la irritación y el enrojecimiento de la piel gracias a sus propiedades antiinflamatorias. ¡Pero este aceite tiene muchas otras propiedades interesantes para tratar la piel! Es antioxidante, por lo que permite proteger las células de los radicales libres, para evitar así su degradación y prevenir la formación de arrugas y que la piel se vuelva más flácida. Por último, el aceite de Comino Negro actúa a nivel de la formación de colágeno, así como durante el proceso de cicatrización.

  • Consejos de aplicación: aplicar unas gotitas por la mañana y por la noche con la piel limpia y seca.
  • Aceites esenciales complementarios: para tratar las arrugas y la piel irritada, es posible añadir unas gotitas de Geranio Rosa, Zanahoria, Jara o Lavanda al aceite de Comino Negro.
  • Otros aceites vegetales adecuados: los aceites de Rosa Mosqueta, CáñamoNuez de Albaricoque o de Pepitas de Higo Chumbo también tienen propiedades antioxidantes y regenerantes.

En caso de psoriasis o eccema

El aceite de Comino Negro tiene propiedades antiinflamatorias y cicatrizantes que permitirán reparar las pieles afectadas por la psoriasis y el eccema. Un estudio realizado en 2014 demostró que al utilizar aceite de Comino Negro por vía oral y por vía cutánea la psoriasis remitía significativamente, y que el aceite de Comino Negro limitaba considerablemente la proliferación excesiva de queratinocitos.

  • Consejos de utilización:
    Por vía oral: una cucharada de café por la mañana y por la noche antes de cada comida.
    Por vía cutánea: masajear las zonas afectadas con unas gotitas de aceite de Comino Negro.
  • Aceites esenciales complementarios: para combatir las irritaciones cutáneas provocadas por la psoriasis, es posible mezclar el aceite de Comino Negro con los aceites de Nardo del Himalaya, Árbol de Té o Lavanda.
  • Otros aceites vegetales adecuados: para aliviar la piel agredida por la psoriasis o por el eccema, es posible utilizar los aceites de Onagra, de Casis o de Calófilo.

Contra la alergia o el asma de origen alérgico

La nigelona es una de las moléculas más activas presentes en el aceite de Comino Negro, y tiene propiedades antihistamínicas y broncodilatadoras. Se han llevado a cabo diferentes estudios para comprender el mecanismo de acción por el que la nigelona actuaba contra la alergia: se creer que es capaz de inhibir la liberación de histamina por parte de los mastocitos, pero también de bloquear los canales cálcicos para regular la reacción inmunitaria del organismo. Administrado por vía oral, demostró reducir considerablemente los síntomas de una bronquitis asmatiforme.

  • Consejos de utilización: ingerir 1 cucharadita de aceite de Comino Negro antes de cada una de las comidas principales hasta notar una mejora.
  • Aceites esenciales complementarios: contra la alergia, lo mejor es utilizara aceites esenciales de propiedades antihistamínicas o antiespasmódicas, como los de Tanaceto Azul, Manzanilla Matricaria, Manzanilla Romana o Estragón.
  • Otros aceites vegetales adecuados: el aceite de Perilla también puede utilizarse para tratar la alergia gracias a sus propiedades antiinflamatorias.

En caso de problemas gástricos

La acción del aceite de Comino Negro a nivel digestivo e intestinal se desarrolla a diferentes niveles gracias a sus diferentes principios activos. En primer lugar, la nigillina es capaz de estimular el sistema gástrico. Además de esto, la timoquinona lleva a cabo una acción protectora a nivel de la mucosa gástrica, limitando las posibles lesiones. Un estudio efectuado sobre ratas demostró que al administrar aceite de Comino Negro por vía oral, este era capaz de reducir la formación de úlceras gástricas provocadas por el etanol. El Comino Negro podría así formar una verdadera barrera de protección gracias a sus propiedades antioxidantes y antihistamínicas.

  • Consejos de utilización: ingerir entre media y 1 cucharadita de café por la mañana y por la noche antes de las comidas. También puede utilizarse a modo de aliño.
  • Aceites esenciales complementarios: hay diferentes aceites esenciales con propiedades muy interesantes a nivel digestivo, como los de Albahaca, Cardamomo y Semillas de Cilantro. Sin embargo, en caso de úlceras digestivas, el mejor aceite esencial es el de Hinojo Dulce.
  • Otros aceites vegetales adecuados: en caso de problemas digestivos, puede ser interesante utilizar el aceite de Ricino.

Para reforzar el sistema inmunitario

Las propiedades inmunomoduladoras del aceite vegetal de Comino Negro han sido objeto de estudio durante muchos años. La semilla de comino negro actúa directamente sobre los linfocitos T, mientras que el aceite esencial de comino hace aumentar la actividad o el número de células inmunitarias (NK, T CD4, T CD8). Tras varios estudios, se determinó que la Nigella sativa hacía disminuir la respuesta humoral y estimularía la respuesta de las células inmunitarias. Los efectos de este aceite vegetal a nivel de la inmunidad no están demasiado claros, pero lo que está claro es que sí que lleva a cabo una acción inmunomoduladora.

  • Consejos de utilización: ingerir una cucharadita de aceite vegetal por la mañana y por la noche, antes de comer.
  • Aceites esenciales complementarios: para reforzar el sistema inmunitario, no hay nada como los aceites esenciales inmunoestimulantes y tonificantes como el de Alcanfor, el de Orégano Compacto o el de Mandravasarotra.
  • Otros aceites vegetales adecuados: los aceites vegetales de Perilla o Lin permiten reforzar el sistema inmunitario gracias a la presencia de omega 3 en su composición.

Contra los dolores reumatismales

El Comino Negro permite combatir los dolores articulares gracias a la acción antiinflamatoria que deriva de sus propiedades antioxidantes. La timoquinona presente en su composición permite inhibir la producción de lipoxigenasas o ciclooxigenasas, enzimas responsables de la producción de citocinas proinflamatorias. También permite inhibir la producción de eicosanoides, derivados de ácidos grasos mediadores de la respuesta inflamatoria y sintetizados por las citocinas. Por estas razones, el aceite de Comino Negro puede ser útil contra la inflamación y por lo tanto contra los reumatismos y otras enfermedades inflamatorias. Por último, el aceite de Comino Negro también alivia ligeramente el dolor.

  • Consejos de aplicación: aplicar unas gotitas de Comino Negro en las zonas afectadas.
  • Aceites esenciales complementarios: en caso de sufrir dolores reumatismales, los aceites esenciales de Eucalipto Limón, Gaulteria Olorosa y Laurel son muy eficaces.
  • Otros aceites vegetales adaptados: por sus propiedades antiinflamatorias, los aceites macerados de Árnica y de Hipérico así como el aceite de Perilla pueden resultar muy interesantes.

¿Te ha resultado útil este artículo?

  

Nota media 4.8 ( 267 votos )