El aceite vegetal de Argán se obtiene de un árbol milenario endémico de Marruecos, y se utiliza desde hace siglos tanto por sus propiedades terapéuticas como cosméticas. Este aceite vegetal, al ser rico en nutrientes, es un aliado de excepción para las pieles secas, los pelos sin brillo y las uñas en mal estado. Además también es un aceite vegetal muy utilizado en aromaterapia, ya que es una base ideal para diluir los aceites esenciales, lo que permite utilizarlos sin riesgo alguno y que los principios activos lleguen antes hasta nuestro organismo. Nombre en latín: Argania espinosa L. Skeels. Parte utilizada: almendras.

Propiedades principales

  • Antioxidante: la presencia de compuestos naturales capaces de acabar con los radicales libres, como los tocoferoles (como la vitamina E), el escualeno o los carotenoides, le otorgan a este aceite vegetal interesantes propiedades antiedad. Esto, sumado a sus propiedades de regenerador cutáneo, le permiten combatir de manera eficaz los síntomas del envejecimiento de la piel. También puede utilizarse a modo de prevención para que no aparezcan estrías durante el embarazo.
  • Suaviza la piel: el aceite vegetal de Argán tiene una composición similar a la de los lípidos de la piel, lo que le permite penetrar en ella rápidamente para un efecto hidratante y nutritivo. Al aportar omega 3, 6 y 9, permite que la piel recupere la elasticidad perdida. Este aceite vegetal también se utiliza para nutrir en profundidad el cabello estropeado, lo que permite tener un pelo brillante e hidratado. El escotenol, un esterol presente en la composición de este aceite vegetal, es capaz volver la piel más suave.
  • Hipocolesterolemiante, protector del sistema cardiovascular: el aceite obtenido de la nuez de Argán es rico en vitamina E y en compuestos fenólicos, como el ácido ferúlico-6, sustancias que ayudan a equilibrar el sistema cardiovascular. La presencia de espinasterol, un esterol vegetal muy similar física y químicamente al colesterol, permite que las concentraciones plasmáticas del colesterol total y colesterol del malo desciendan.
  • Antiinflamatorio: los ácidos grasos, como el omega 3 y los alcoholes triterpénicos, le otorgan a este aceite vegetal interesantes propiedades antiinflamatorias. Estas sustancias son útiles a la hora de proteger la piel y de combatir la inflamación de la piel irritada.
  • Reafirmante: el ácido linoleico de este aceite vegetal permite que la piel recupere el tono y la firmeza que había perdido, lo que lo convierte en un buen aliado contra el envejecimiento cutáneo precoz y la aparición de arrugas.
  • Nutritivo: gracias al ácido linoleico presente en su composición este aceite vegetal es muy hidratante, por lo que es eficaz a la hora de reparar el pelo dañado así como la piel seca, las descamaciones y las uñas en mal estado.
  • Cicatrizante: además ser respetuoso con las pieles más sensibles, este aceite vegetal participa en el proceso de cicatrización de grietas y quemaduras y otras enfermedades relativas a la piel gracias a la presencia de fitoesteroles como el escotenol.

Características y composición

Características cosméticas
  • Tipo de piel: todo tipo de pieles, pero especialmente adecuado para tratar pieles secas, grasas y ya maduras.
  • Tipo de pelos: pelo seco, que se rompe y cae con facilidad.
Características organolépticas
  • Aspecto: líquido viscoso, a menudo turbio
  • Color: entre amarillo marrón claro
  • Olor: ninguno
  • Al tacto: graso
        Características para la formulación
        • Insaponificables y principios activos: vitamina E, escualeno y escotenol.
        • Indice de comedogenicidad: 0 (= no comedogénico)
        • Índice medio de saponificación: 193
        • Estabilidad frente a la oxidación: buena
        • Estabilidad frente a las altas temperaturas: sensible
        • Nombre INCI: Argania Espinosa Kernel Oil
        Composición en ácido grasos
        • ácido oleico (AGMI omega 9): >45%
        • ácido linoleico (AGPI omega 6): >30%
        Características físicas
        • Densidad a 20°C: entre 0,908 y 0,918
        • Punto de inflamabilidad: >175°C
        • Índice de peróxidos: <10 meqO2/kg
        • Índice de acidez: <4 mg KOH/g
        Características botánicas
        • Familia botánica: sapotáceas
        • Origen: Marruecos
        • Parte utilizada: nueces.
        • Proceso de obtención: primer prensado en frío
        • Nombre en latín: Argania espinosa L. Skeels

        Beneficios nutricionales

        Además de su riqueza en ácidos grasos esenciales, el aceite de Argán contiene tocoferoles, como la vitamina E (también conocida como α-tocoferol) y fitoesteroles, como el escotenol y el α-espinasterol, todos ellos antioxidantes naturales. Estos últimos permitan acabar con los libres que provocan los lípidos peroxidados al neutralizarlos. Gracias a estas propiedades antioxidantes, este aceite vegetal es capaz de proteger las membranas celulares y las paredes de los vasos sanguíneos.  Estos compuestos también ayudan a reforzar las defensas naturales del organismos contra diferentes enfermedades vinculadas al estrés oxidativo, como ciertas enfermedades cardiovasculares (arterioesclerosis, colesterol alto, etc.), y ciertos procesos inflamatorios. El aceite de Argán fue el objeto de un estudio realizado en 182 personas. Este estudio demostró que las personas que consumían regularmente aceite de Argán tenían dos veces menos riesgo de desarrollar hipertensión arterial que los sujetos que no los consumían.

        • Consejos de utilización: por vía oral, con ingerir aproximadamente 2 cucharadas soperas al día alcanzamos la tasa recomendad del ácido linoleico (omega 6) diaria.

          En cocina, es preferible consumirlo crudo, ya que pierde su sabor, por lo que los chefs lo utilizan sobre todo para aliñar sus platos, potenciar el sabor y aromatizar. El aceite vegetal de Argán se utiliza mucho en la gastronomía marroquí, por lo que no desentonará nunca al preparar un tajín o un cuscús. Combina de maravilla con otras especias, como el paprika, la cúrcuma, el comino o el azafrán. También se utiliza a menudo para aliñar ensaladas.

        • Se complementa bien con: los aceites de Lin, Cáñamo o Perilla, todos ellos interesantes en nutrición porque son ricos en omega 3, por lo que fomentan el equilibro omega 6/omega 3. Normalmente se recomienda aportar 5 veces más de omega 3 que de omega 6. Sin embargo, parece que a día de hoy consumimos demasiado omega 6 en relación al omega 3.

        Contra el envejecimiento cutáneo y las arrugas

        Los radicales libres son los responsables del envejecimiento cutáneo. Estas moléculas se caracterizan por haber perdido un electrón, por lo que son inestables y desequilibran la estructura de las membranas de las células cutáneas, especialmente del colágeno, responsable de la elasticidad de la piel. El aceite de Argán está compuesto en un 80% por ácidos grasos insaturados, sobre todo por ácido oleico y ácido linoleico, pero también contiene un 8% de vitamina E, por lo que es un excelente antioxidante que protegerá la membrana celular, y los glóbulos blancos y rojos más concretamente. De este modo, la vitamina E participa activamente en el buen funcionamiento del sistema inmunitario y el sistema cardiovascular gracias a susu propiedades antiinflamatorias. Pero esto no es todo, este aceite todavía tiene un as en la manga: al contener un esterol, escotenol para ser exactos, es un excelente regulador a nivel cutáneo. Este esterol es uno de los compuestos más importantes de este aceite y el responsable de algunas de sus propiedades tan características, ya que no está presente en casi ningún otro aceite vegetal.

        • Consejos de aplicación: por vía cutánea, aplicar unas gotitas de aceite vegetal de Argán en las zonas donde hay más riesgo de que aparezcan arrugas (en el contorno de los ojos y de la boca, el cuello, etc.).

        • Aceite esencial complementario: contra las arrugas, el mejor aliado de este aceite vegetal es el aceite esencial de Geranio Rosa.

        • Otros aceite vegetales utilizados: el aceite vegetal de Argán es muy útil a la hora de combatir el envejecimiento cutáneo gracias a la elevada concentración en antioxidantes. Sin embargo, en estos casos se pueden utilizar otros aceites vegetales, como el de Rosa Mosqueta, el de Nuez de Albaricoque o el de Pepitas de Higo Chumbo.

        Para tratar pieles secas, grasas o apagadas

        La piel seca y deshidratada necesita de cuidados especiales. Para recuperase, nuestra piel necesita ácidos grasos, compuestos presentes en el sebo y en las membranas celulares. El aceite esencial de Argán contiene ácido linoleico, también conocido como omega-6, algo que lo vuelve especialmente útil para tratar este tipo de problemas. Estos ácidos grasos son capaces de combatir la sequedad al reforzar la película hidrolipídica de la piel y la atravesarán fácilmente, lo que permitirá proteger la piel de agresiones externas. Gracias esto, la piel también estará hidratada en profundidad porque perderá menos agua, lo que le permitirá ser más impermeable a los elementos alérgenos. 
        Sin embargo, este aceite esencial también puede utilizarse para tratar pieles grasas al ser un aceite no comedogénico. Gracias a esto, nutrirá la piel en profundidad, lo que regulará la secreción de sebo pero sin asfixiar la piel, ya que esto provocaría la aparición de acné y otras imperfecciones. Además, al ser un aceite muy penetrante no dejará ningún tipo de película grasa obre la piel.

        • Consejos de aplicación: en aplicación cutánea verter unas gotitas de aceite de Argán en una crema hidratante.

        • Otros aceites vegetales utilizados: el aceite vegetal de Argán es muy útil a la hora de tratar las pieles secas, pero también puede utilizarse el aceite vegetal de Avellana.

        Contra accidentes y problemas cutáneos

        Gracias a la presencia de fitoesteroles de la familia de los d7-esteroles, como el escotenol y el espinasterol, el aceite de Argán puede utilizarse para prevenir la los problemas cutáneos y pilosos, sobre todo en hombres. Estas moléculas actúan directamente a nivel de la 5-alfa reductasa, la enzima responsable de convertir la testosterona en dihidrotestosterona. Unas tasas demasiado elevadas de esta última enzima pueden provocar problemas como la aparición de acné, una pilosidad excesiva o calvicie.

        Otros compuestos, como el tirucalol, la β-amirina o el butiro-espermol le otorgan a este aceite propiedades cicatrizantes y protectoras a nivel cutáneo. Otros estudios clínicos han podido demostrar que este aceite fomenta la regeneración cutánea, la reestructuración de la piel y que la mantiene hidratada. Al aplicarse por vía cutánea, el aceite de Argán permite reparar la barrera hidrolipídica de la piel y aumenta la cantidad de nutrientes presente en la células cutáneas. Por último, también estimula la oxigenación intracelular y neutraliza los radicales libres, protegiendo así el tejido conjuntivo.

        • Consejos de utilización: en aplicación cutánea, tras haber limpiado la piel en profundidad, masajear las zonas afectadas con unas gotitas de aceite de Argán.
        • Aceite esencial complementario: para desinfectar las heridas de manera más eficaz, podemos diluir unas gotitas de aceite esencial de Árbol de Té en el aceite vegetal de Argán.
        • Otros aceites vegetales utilizados: el aceite de Argán es interesante a la hora de aliviar la piel, pero también hay otros aceites vegetales de propiedades interesantes para combatir la inflamación y otros problemas cutáneos, como el de Calófilo, el de Caléndula o el de Comino Negro.

        Para reparar el pelo lacio y estropeado, combatir la caída del pelo y la aparición de caspa

        La composición del aceite vegetal de Argán es muy interesante a la hora de tratar el cabello al contener ácidos grasos insaturados y, sobre todo, por la presencia de vitamina E. Esta vitamina es un excelente antioxidante natural que permite combatir los signos del envejecimiento. Además, esta vitamina no está presente en demasiados aceites vegetales. En la composición de este aceite vegetal también podemos encontrar escotenol, un esterol capaz de revitalizar las células así como de fomentar el correcto funcionamiento de las mismas, lo que permite, entre otras cosas, combatir la caída del pelo. Al contener diferentes ácidos grasos, este aceite vegetal también es muy nutritivo, por lo que es capaz de reparar en profundidad el pelo seco y en mal estado. Al actuar desde el epicentro de la fibra capilar, el aceite de Argán permite reforzar y proteger el pelo de las diferentes agresiones externas. Al penetrar con facilidad, también permite combatir la escamación de los cabellos y reforzarlos, ya que cuanto más abiertos estén, más frágiles son. Un fibra capilar más apretada permite reflejar mejor la luz, para tener un pelo que brille con luz propia.

        • Consejos de aplicación: aplicar directamente unas gotitas de aceite vegetal en el pelo insistiendo en las puntas. Dejar actuar durante unos minutos para reparar el pelo en profundidad.

        • Aceite esencial complementario: para tratar los pelos oscuros, más sujetos a perder el brillo, hay algunos aceite esenciales que permiten crear bonitos reflejos cobrizos, como los aceites de Citronela o de Romero Cineol.

          Para combatir la caída del cabello, el aceite esencial más indicado es el de Ylang-Ylang.

        • Otros aceites esenciales y vegetales utilizados: para reparar el pelo seco y que se rompe con facilidad, podemos asociar el aceite de Argán con otros aceites vegetales y esenciales, como la manteca de Karité, ideal para nutrir la fibra capilar. El aceite vegetal de Ricino es uno de los mejores aliados contra la caída del cabello y el aceite esencial de Espliego contra la sequedad del cuero cabelludo.

        Para fortalecer las uñas

        El aceite vegetal de Argán, al contener ácidos grasos, permite nutrir las uñas en profundidad. Para tener unas uñas más resistentes y brillantes, nada mejor que las vitaminas que componen el aceite de Argán. Los ácidos grasos son capaces de, en primer lugar, regenerar el tejido cutáneo, y también de proteger la uña gracias a la acción antioxidante de la vitamina E, capaz de captar los radicales libres. Al nutrir la uña en profundidad, este aceite vegetal hará que las uñas se vuelvan más resistentes y no se rompan con tanta facilidad.

        Consejos de aplicación:

        • Para suavizar las cutículas: verter una gotita de Argán en los dedos. Luego frotar las uñas y cortar el resto de cutículas.
        • Para nutrir y reforzar las uñas que se rompen con facilidad: aplicar directamente entre 1 y 2 gotas de aceite vegetal y masajear. Se debe evitar hacerlo mientras las uñas estén pintadas, ya que el esmalte crea una barrera que impide que esta absorba el aceite.

        Aceite esencial complementario: al asociar el aceite vegetal de Argán con aceites esenciales, su efectividad se verá potenciada. Uno de los aceites esenciales más indicados es el de Limón, que, además, aclarará el color de las uñas.

        Otros aceites vegetales adaptados: el aceite de Argán es muy interesante a la hora de nutrir las uñas, sin embargo, el más indicado de todos es el aceite vegetal de Ricino.

        ¿Te ha resultado útil este artículo?

          

        Nota media 4.7 ( 167 votos )