Para poder aprovechar los beneficios que aportan los componentes de la zanahoria, sus raíces son secadas y maceradas en aceite de girasol. El resultado es un aceite macerado que hará las delicias de quienes disfrutan relajándose al sol. Gracias a la provitamina A naturalmente presente en su composición, el aceite macerado de Zanahoria es uno de los mejores autobronceadores naturales. Además, este aceite es perfecto después de exponerse al sol por sus propiedades hidratantes. También devolverá todo su esplendor a las pieles cansadas y en mal estado. Nombre en latín: Daucus carota L. Parte utilizada: raíces secas.

Propiedades principales del aceite macerado de Zanahoria

  • Antioxidante: gracias a su contenido en provitamina A, este aceite macerado es un eficaz antioxidante, capaz de captar los radicales libres y de combatir los efectos del envejecimiento.
  • Protege la piel: el aceite macerado de Zanahoria es rico en ácido linoleico y en ácido oleico, lo que le ayuda a nutrir la piel, mantener una buena hidratación y reforzar la película hidrolipídica.
  • Mejora el aspecto general: el tono anaranjado del aceite macerado de Zanahoria da color a la piel. Además, favorece el bronceado si se utiliza antes de tomar el sol.
  • Suaviza la piel: este aceite macerado ayuda a mantener la elasticidad de la piel. Esta es una de las razones por las que funciona tan bien en las mezclas antiedad.

Características y composición

Características cosméticas
  • Tipo de piel: pálida, con síntomas de envejecimiento, con acné
  • Tipo de pelo: seco, dañado, sin brillo
Características organolépticas
  • Aspecto: líquido aceitoso
  • Color: entre amarillo y naranja
  • Olor: sutil
        Características de formulación
        • Insaponificables y principios activos: provitamina A
        • Índice de comedogenicidad: 1 (poco comedogénico)
        • Índice de saponificación medio: 188
        • Estabilidad oxidativa: sensible
        • Denominación INCI: Daucus Carota Sativa Root Extract
        Concentración en ácidos grasos
        • ácido linoleico (AGPI omega-6): entre un 29 y un 68 %
        • ácido oleico (AGMI omega-9): entre un 18 y un 27 %
        • ácido palmítico (AGS): entre un 5 y un 7 %
        • ácido esteárico (AGS): entre un 4 y un 6 %
        Características físicas
        • Densidad a 20 °C: entre 0,880 y 0,920
        • Punto de inflamabilidad: > 175 °C
        • Índice de peróxidos: < 25 meqO2/kg
        • Índice de acidez: < 0,5 mg KOH/g
        Características botánicas
        • Familia botánica: Apiáceas
        • Origen: Francia
        • Parte utilizada: raíces secas
        • Proceso de obtención: maceración en aceite de girasol ecológico
        • Nombre en latín: Daucus carota L.

        Para las pieles maduras

        El β-caroteno presente en el aceite macerado de Zanahoria no solo tiene un efecto favorecedor, sino que además le otorga propiedades antioxidantes que ayudan a proteger las células cutáneas frente a los radicales libres. El aceite de Girasol en el que se maceran las raíces secas de zanahoria también colabora para devolver a la piel su elasticidad y suavidad. De este modo, el aceite macerado de Zanahoria previene las arrugas y mejora el aspecto de la piel.

        • Consejo de aplicación: aplicar algunas gotas del aceite macerado de Zanahoria en la piel por la mañana y por la noche mediante un masaje.

        • Aceites esenciales complementarios: si queremos reforzar la acción antiarrugas del aceite macerado de Zanahoria, podemos usar los aceites esenciales de Zanahoria, Jara o Geranio Rosa.

        • Otros aceites esenciales adecuados: los aceites de Rosa Mosqueta, Cáñamo o Nuez de Albaricoque también pueden utilizarse para combatir los síntomas de envejecimiento de la piel.

        En caso de palidez

        El aceite macerado de Zanahoria es rico en carotenoides, una familia de pigmentos naturales que dan color a algunas frutas y verduras (que varía desde el amarillo anaranjado hasta el rojo púrpura). Los carotenoides se encuentran en la zanahoria y otras frutas y verduras, como el tomate o el albaricoque, por ejemplo. Tanto en la zanahoria como en su aceite macerado, encontramos cantidades especialmente altas de β-caroteno, que aportan al organismo una serie de beneficios. Entre estos, destaca su capacidad de mejorar el brillo y el tono de la piel.

        • Consejo de aplicación: aplicar algunas gotas del aceite macerado de Zanahoria en la piel por la mañana y por la noche mediante un masaje.

        • Otros aceites vegetales adecuados: el aceite de Nuez de Albaricoque también contiene carotenoides, que nos ayudarán a tener un buen aspecto.

        Para prepararnos antes del bronceado

        El aceite macerado de Zanahoria nos ayuda a preparar al piel para la exposición al sol. Los β-carotenos presentes en su composición participan en la activación de la síntesis de la melanina, el pigmento natural de la piel. De este modo, refuerzan la protección de la piel contra la radiación ultravioleta del sol y nos permiten prepararnos mejor antes de la exposición solar. Además, la alta concentración en ácidos grasos de este aceite le permite nutrir la piel y mejorar su elasticidad para prolongar así el bronceado. Pero ¡mucho ojo! El aceite macerado de Zanahoria no es un sustituto de la crema solar.

        • Consejos de utilización: aplicar el aceite macerado de Zanahoria en pequeñas cantidades por las zonas que vayamos a exponer al sol y asegurarnos de que penetra correctamente.

        • Otros aceites vegetales adecuados: el mejor aceite vegetal para preparar la piel antes del bronceado es el de Nuez de Albaricoque.

        ¿Te ha resultado útil este artículo?

          

        Nota media 4.6 ( 102 votos )