Las flores de hipérico se han usado desde hace siglos con fines terapéuticos. Al macerarlas en aceite de Girasol, se obtiene un macerado de propiedades muy interesantes. El aceite macerado de Hipérico es muy eficaz contra los dolores nerviosos y articulares gracias a la presencia de hipericina, un componente de importantes propiedades antiinflamatorias. Por último, y al igual que otros aceites macerados y vegetales, también tiene interesantes propiedades a la hora de regenerar la piel y de aliviar las pieles agredidas por el sol. Nombre en latín: Hypericum perforatum L. Parte destilada: sumidades floridas.

Propiedades principales

  • Analgésico: este aceite macerado es capaz de aliviar el dolor. Actúa especialmente en dolores de origen neurológico.

  • Regenerador cutáneo: este aceite macerado ayuda a reconstruir la piel. Es especialmente eficaz a la hora de aliviar el dolor causado por una quemadura. Las personas que sufran escaras podrán limitar este tipo de lesión.
  • Antiinflamatorio: este aceite macerado ayuda a limitar la reacción inflamatoria. Por esta razón, es un buen aceite para aliviar el dolor provocado por el reumatismo.

Y también algunas propiedades secundarias:

  • Suaviza la piel
  • Devuelve la elasticidad a la piel
  • Antidepresivo

Características y composición

El aceite macerado de Hipérico se obtiene a partir de la maceración de flores de Hypericum perforatum L. En aromaterapia se utiliza principalmente para aliviar neuralgias, ciáticas o reumatismos. Además, es un aceite que se adapta a la perfección a todo tipo de pieles.

Características botánicas
  • Nombre en latín: Hypericum perforatum L.
  • Familia botánica: hipericáceas
  • Origen: Francia
  • Parte destilada: sumidades floridas
  • Proceso de obtención: maceración de las flores en aceite de girasol.
Características organolépticas
  • Aspecto: líquido aceitoso
  • Color: entre rojo anaranjado y marrón rojizo.
  • Olor: característico del girasol
Características para la formulación
  • Insaponificables y principios activos: terpenos sesquiterpénicos, hiperforina, hipericina y sus derivados...
  • Indice de comedogenicidad: 0 (aceite de girasol)
  • Estabilidad frente a la oxidación: sensible a la oxidación
  • Nombre INCI: Hypericum Perforatum Flower Extract et Helianthus Annuus Seed Oil
Composición en ácidos grasos
  • ácido oleico: entre un 14 y un 40%

  • ácido linoleico: entre un 48 y un 74%
  • ácido esteárico: entre un 1 y un 7%
  • ácido palmítico: entre un 4 y un 9%

      Contiene, de manera natural: hipericina

      Características físicas
      • Densidad a 20°C: entre 0,918 y 0,923
      • Índice de refracción a 20°C: entre 1,470 y 1,480
      • Punto de inflamabilidad: >175°C
      • Índice de peróxidos: <80 meqO2/kg

      Precauciones de utilización

      • A causa de su alto contenido en hipericina, este aceite macerado es fotosensibilizante. Se deberá evitar exponerse al sol durante las 12 horas posteriores a su utilización.

      • El Hipérico podría disminuir la eficacia de ciertos medicamentos, anticoagulantes, píldora anticonceptiva, etc., por lo que se recomienda consultarlo con un médico antes de utilizarlo en estos casos.
      • En caso de seguir un tratamiento con medicamentos, consultar con un médico antes de cualquier utilización.
      Modos de empleo autorizados
      Usuarios autorizados
      Conservación

      Conservar en un lugar fresco, resguardado de la luz y del calor.

      Contra la cíatica, reumatismos y hérnias discales

      «El Hipérico es a los dolores de origen nervioso lo que la Árnica es a los dolores musculares». El aceite macerado de Hipérico es un soporte ideal para dar masajes contra el dolor gracias a sus propiedades antiinflamatorias, analgésicas y descongestionantes: limita la inflamación de los nervios gracias a la presencia de terpenos sesquiterpénicos, hipericina e hiperforina en su composición. Estas propiedades lo hacen ideal para tratar neuralgias, ciáticas y hernias discales

      • Aplicación simple: masajear las zonas afectadas con unas gotitas de la mezcla. 2 veces al día.
      • Aceites esenciales complementarios: para que sea más eficaz, puede diluirse aceite esencial de Gaulteria Olorosa o de Eucalipto Limón al 20% en el aceite macerado de Hipérico.

      Contra quemaduras, quemaduras provocadas por el sol e irritaciones cutáneas

      La hipericina y la hiperforina que contiene el aceite de Hipérico favorecen la producción de fibroblastos, unas células «profundas» que le dan a la piel su estructura y su elasticidad. El aceite macerado de Hipérico favorecerá de este modo el proceso de cicatrización de la piel en caso de herida o quemadura. La acción del Hipérico sobre estos pequeños problemas cutáneos estaría en teoría relacionada con las propiedades antisépticas de las naftodiantronas. Por lo tanto, este aceite macerado de bonito color rojo tendrá cuatro propiedades a retener: es antiinflamatorio, antiséptico, analgésico y fomenta la regeneración cutánea. 

      • Aplicación simple: masajear la zona afectada con unas gotitas de aceite de Hipérico, 2 veces al día.
      • Aceites esenciales complementarios: contra las quemaduras provocadas por el sol se puede añadir 2 gotitas de aceite esencial de Manzanilla Romana y 2 gotitas de aceite esencial de Lavanda a una cucharadita del aceite macerado de Hipérico antes de aplicarlo directamente sobre la piel.
      • Otro aceite vegetal utilizado: el aceite vegetal de Caléndula es muy útil a la hora de tratar las quemaduras y la piel quemada por el sol.

      Contra la depresión ligera y la melancolía

      La acción antidepresiva de este aceite vegetal está relacionada con las naftodiantronas, como la hipericina, y los floroglucinoles, como la hiperforina. Durante mucho tiempo se pensó que la hipericina era la sustancia activa responsable de las propiedades antidepresivas de este aceite macerado. Sin embargo, estudios recienten apuntan a que estas propiedades estarían relacionadas con su concentración en hiperforina. Sin embargo, el mecanismo de acción del aceite de Hipérico en relación a los estados de humor sigue siendo un misterio. Los investigadores han abandonado la hipótesis con la que querían demostrar que, al igual que ciertos antidepresivos ya en desuso, inhibiría la acción de las monoamino oxidasas (MAO), una enzimas implicadas en la bioquímica cerebral. A día de hoy, se inclinan a pensar que esta acción se debe a la presencia de diferentes sustancias. Como todo antidepresivo, los efectos tardarán entre 10 y 15 días en dejarse notar.

      Este aceite solo sirve para combatir estados de depresión ligeros. Sin embargo, en caso de depresión debe acudirse siempre a una consulta médica.

      • Aplicación simple: únicamente tras haberlo consultado con un médico, ingerir 1 cucharadita de aceite macerado, 3 veces al día durante 3 semanas. Luego deberá realizarse 1 semana de pausa.
      • Aceites esenciales complementarios: para combatir los estados de depresión y de ansiedad, masajear la parte baja de la espalda con aceite de Hipérico en el que se han diluido previamente unas gotitas de aceite esencial de Flor de Azahar o de Naranjo Amargo.

      ¿Te ha resultado útil este artículo?

        

      Nota media 4.7 ( 79 votos )